Cultura

Atriles robados y oxidados, huellas del deterioro y el olvido de una obra de arte frente al Colón

Atriles robados y oxidados, huellas del deterioro y el olvido de una obra de arte frente al Colón

La obra fue emplazada por primera vez frente al Teatro Colón cuando se reinauguró en mayo de 2010. Está, incluso, desde antes de la puesta en valor de la Plaza Lavalle y de toda la zona de Tribunales. Pero ahora, y desde hace un tiempo, padece el descuido y el olvido. Y hasta se robaron algunos de los atriles que la componen.

Se trata de "A toda orquesta II", del artista plástico y escenógrafo Carlos Gallardo, que murió el 21 de diciembre de 2008. Son 36 atriles con césped, que simbolizan una orquesta virtual en diálogo con los sonidos de la naturaleza. A fines de 2012 fue retirada de la plaza, y se reinstaló en diciembre de 2013, cuando se realizó un homenaje a cinco años de la muerte de su creador, que perdió la vida en un siniestro vial cuando viajaba rumbo a Córdoba.

Ahora, padece varios problemas. Según comprobó Clarín, los distintos tipos de césped que deben ocupar la bandeja superior de los atriles están desatendidos y directamente faltan. Todo el conjunto se ve descuidado e incluso se robaron 6 de los 36 atriles originales: hay solo 30 ahora.

La obra "A toda orquesta" y su versión original, cuando se reinauguró en 2013. Ahora luce descuidada y olvidada.

La obra "A toda orquesta" y su versión original, cuando se reinauguró en 2013. Ahora luce descuidada y olvidada.

Otra de las quejas de los vecinos es que la obra no recibe la iluminación con la que fue planteada. "Nos dicen que la responsabilidad de encender las luces no es de la gente que cuida la plaza", le contó a Clarín Horacio, que se definió como un habitual visitante de la Plaza Lavalle y admirador de la obra.

También contó que el problema con la iluminación surgió casi desde el momento de la instalación inicial. Y que al césped que debe ir en la parte superior de los atriles nunca se le prestó la "atención que se merecía para mantener vivo el sentido de la obra".

En una recorrida por el lugar, Clarín comprobó que parte de los atriles, además, se están oxidando. Además, entre ellos, el pasto está crecido, en contraste con otros sectores de la plaza, en donde sí lo cortan. Y además de los faltantes, algunos estaban tirados en el piso, a la espera de que alguien los levante y vuelva a afirmarlos sobre su base.

Los atriles de la obra "A toda orquesta II", en la plaza Lavalle, están oxidados o tirados en el piso. Foto: Juano Tesone

Los atriles de la obra "A toda orquesta II", en la plaza Lavalle, están oxidados o tirados en el piso. Foto: Juano Tesone

Según los testimonios de quienes frecuentan la zona del Colón y la Plaza Lavalle, es común ver a turistas locales y extranjeros tomarse fotos entre los atriles. Y en algún momento el espacio se utilizó para realizar el lanzamiento de la temporada del Coliseo porteño.

La obra original de Gallardo está en Tigre, en la casa de un coleccionista. Cuando Hernán Lombardi era ministro de Cultura porteño la vio y decidió instalarla, a mayor escala, frente al Colón, justo en el momento de su reinauguración, el 25 de Mayo de 1810, que además coincidió con el Bicentenario de la Revolución de Mayo. 

El trabajo de Gallardo es reconocido mundialmente y se exhibe en museos y colecciones públicas y privadas de Europa y América. Fue, además, pareja del coreógrafo Mauricio Wainrot durante 32 años. Juntos establecieron una sociedad artística con más de treinta obras juntos; y trabajaron en 48 compañías de danza alrededor de todo el mundo.

¿Quién debe darle solución al problema? El cuidado y el mantenimiento de la Plaza Lavalle está a cargo desde el 10 diciembre de la Secretaría de Gestión Ciudadana y Atención Comunal. Sin embargo, como es reciente la reestructuración de áreas y la división del ex Ministerio de Ambiente y Espacio Público, que tuvo a cargo la puesta en valor del espacio verde, pueden ser varias dependencias las que intervengan.

"Estamos al tanto del estado de la instalación. Se está haciendo un relevamiento de la obra, para determinar la necesidad y el grado de intervención necesario", dijeron fuentes de Espacio Público.

SC