Cultura

Crítica de "Festival de la Canción..." por Netflix: Parodia y promo a la vez

Crítica de

Como si los Martín Fierro produjeran un filme para que se hablara de ellos, detrás de Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga está la European Broadcasting Union, que es quien produce el Festival anual.

El Festival de la Canción de Eurovisión antecede a muchos concursos de talentos musicales que pululan por las televisiones nacionales de todo el mundo. En él, desde 1956, un representante de cada país de la Unión Europea de Radiodifusión compite con un tema original. Abba y Celine Dion, por ejemplo, lo ganaron.

En la ficción de Festival de la Canción de Eurovisión, Will Ferrell es Lars, un islandés (?) que desde niño sueña no solo con participar del concurso sino triunfar, ganarlo. Un poco para obtener algo de respeto por parte de su padre (Pierce Brosnan), un mujeriego que tal vez sea el progenitor, también, de Sigrit (Rachel McAdams), la mejor amiga de Lars desde chiquitos. Talento no es algo que evidentemente tenga, tal vez sí Sigrit, que es maestra de música que cree y le habla a los elfos. Juntos son el dúo Fire Saga, tocan y cantan desde hace años en bares del pueblito pesquero.

Todo lo kitsch que es el Festival, reflejado en la película. NETFLIX

Todo lo kitsch que es el Festival, reflejado en la película. NETFLIX

Tozudos, se anotan en preselección islandesa y, con un poco de suerte aliada a cierta tragedia, llegarán a Edimburgo, la ciudad escocesa donde se hará el concurso, y cuya gran final verán cerca de 300 millones de personas en todo el mundo.

Ferrell suele interpretar a personajes como Lars. Tipos de buen corazón, pero que se sienten disminuidos antes las situaciones, con un ego a toda prueba y que viven situaciones absurdas. A veces las circunstancias son ridículas, otras es el accionar de la persona que encarna lo que mueve a la risa. O no.

Will Ferrell y Rachel McAdams, el dúo que representa a Islandia en la comedia de Netflix.

Will Ferrell y Rachel McAdams, el dúo que representa a Islandia en la comedia de Netflix.

Y en Eurovisión…, por más que la parodia parezca ser lo que prima, el asunto se vuelve un pastiche, alargado en demasía porque la efectividad de los gags no siempre es precisamente eso, efectiva.

OK, Will Ferrell es entrañabe, Rachel McAdams es querible, pero… Pero a esta película no solamente le sobra, fácil, media hora, sino que los chistes burdos y/o sexuales le bajan la nota, y la gracia. Ferrell es coguionista con Andrew Steele (se conocen desde Saturday Night Live) y productor, por lo que su responsabilidad es mucha.

Lo curioso es que Dan Stevens, como el concursante ruso, un millonario gay tan egocéntrico como Lars, es el que se gana la atención. El actor de Downtown Abbey que fue la Bestia en la versión con actores de Disney de La Bella y la Bestia ha sabido construir a Alexander Lemtov, un crooner que termina teniendo las mejores líneas de diálogo en esta farsa que dirigió David Dobkin (Los rompebodas) que, en verdad, se parece más una promo que a una comedia lograda.

"Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga"

Regular

Comedia. EE.UU., 2020. 123’, SAM 13. De: David Dobkin. Con: Will Ferrell, Rachel McAdams, Dan Stevens. Disponible en: Netflix.