Cultura

Estructura para celebrar el arte, el deporte y el carnaval

Estructura para celebrar el arte, el deporte y el carnaval

El Teatro Galpón Victoriano Arenas surge dentro del marco del proyecto urbano Recóndito Sur, que propone revitalizar los márgenes del Riachuelo en los barrios de Avellaneda y Barracas a través de pequeñas intervenciones, no homogeneizadoras, ni totalizantes. Frente a uno de los bordes de la villa Zavaleta, el teatro se implanta estratégicamente en el meandro, enclave geográfico que ha sobrevivido a la rectificación del Riachuelo.

Implantación. El proyecto interviene un meandro del Riachuelo, junto a las instalaciones de un club deportivo.

Implantación. El proyecto interviene un meandro del Riachuelo, junto a las instalaciones de un club deportivo.

Mediante estructuras metálicas y reticulados de acero que dialogan con el entorno fabril se resuelve el teatro, salvando las luces necesarias con la menor cantidad de apoyos posibles. El escenario está dividido en franjas que pueden moverse para armar gradas o bajar a nivel del suelo. Con gradas retráctiles y un portón levadizo, el teatro es una máquina que se puede transformar en un salón de usos múltiples, exposiciones, eventos, en una cancha techada. O se puede abrir y brindar un recital al aire libre.

El programa se resuelve en tres plantas que toman el desnivel geográfico del meandro. La planta de acceso se sitúa en la cota + 5 m tomándose del pólder de la orilla; el auditorio se sitúa en la planta + 1 m en relación directa con el parque público propuesto; y los palcos y salas de exposiciones en la cota + 8 m.

Industrial. Las estructuras reticuladas de los alrededores esbozaron la estética del teatro.

Industrial. Las estructuras reticuladas de los alrededores esbozaron la estética del teatro.

En los espacios interiores se buscó generar relaciones visuales con el exterior, encuadres específicos para establecer diálogos implícitos entre el adentro y el afuera.También lugares de calidad, con luz y ventilación natural para los trabajadores y trabajadoras del teatro.

El Teatro Galpón emerge intrínsecamente relacionado con el paisaje, lo construye dialogando con el entorno, uniendo las dos orillas, constituyendo espacio público y creando la poética del lugar. De esta forma, toma dimensión del territorio en el cual está inmerso.

Comentario de la cátedra

El trabajo fue distinguido recientemente en la 4º Bienal de Diseño FADU-UBA 2019 con el 2° Premio en la categoría Espacio Público - Estudiantes.

El meandro De Brian, de unos 50 mil m2, está unido a la ciudad de Buenos Aires por una vía de tren suspendida. En este sitio tan particular de nuestra geografía decidimos que trabaje el curso de Proyecto Arquitectónico.

El tema-problema a resolver parte de una propuesta urbana para el área que desarrollaron los estudiantes de Proyecto Urbano durante el primer cuatrimestre. Ellos plantearon equipamientos que reformulan el uso actual con otras infraestructuras de carácter público.

Siguiendo con el tema de Proyecto Urbano se planteó el desafío de proyectar un auditorio en este particular enclave geográfico.

El Teatro Galpón diseñado por Julián propone un programa híbrido y abierto al mismo tiempo. Es un teatro, pero sus gradas se adaptan para recibir público en los partidos de fútbol o festejar el carnaval. Destacamos la sensibilidad con la cual el alumno implanta su edificio. No es un objeto posado y actúa activamente con sus bordes. El uso icónico de la estructura propuesta dialoga con la cultura del lugar. Nos recuerda esos reticulados pampeanos que pueblan la vasta llanura como vestigios de una civilización que nunca logra imponerse como tal.

El autor

Julián Vera Pedraza se recibió en diciembre de 2018 con la presentación de este trabajo final. “Pude condensar muchos temas que fui trabajando a lo largo de la carrera”, comparte. Actualmente se desempeña como ayudante en dos materias (Arquitectura y Teoría de la Arquitectura e Investigación Proyectual). Además, obtuvo una beca del Fondo Nacional de las Artes para realizar una investigación acerca de la incidencia de la luz solar en el espacio arquitectónico.

Asegura que eligió la Arquitectura por ser una profesión donde convergen cualidades técnicas, artísticas y sociales, “tres categorías que me interesa desarrollar profesional e intelectualmente”, asegura. Y cuenta que también incursiona en la pintura y le gusta escribir. “Lo que más me atrajo de la disciplina fue su vocación creadora y la capacidad de transformar su entorno. Si bien me interesa entender cómo funciona el medio en el cual las personas se desenvuelven, más me concierne poder transformarlo”, asegura.

Desde hace dos años, Julián trabaja en el ámbito público, orientado al hábitat social. “Quiero seguir aprendiendo en este ámbito. Poder conjugar la arquitectura con el arte, desdibujando los límites disciplinares, trabajando con la percepción de los espacios de una manera sensible”.

Ficha técnica

Alumno. Julián Vera Pedraza Materia. Proyecto Arquitectónico FADU UBA Cátedra. Taller AVB Titular. Arq. Alejandro Vaca Bononato Adjunto. Arq. Lucas Gilardi Docentes. Arq. Magdalena Tagliabue, Arq Joaquín Rubí.