Cultura

Festival de Cannes: No todo es Tarantino, DiCaprio y Pitt

Festival de Cannes: No todo es Tarantino, DiCaprio y Pitt

Aunque Había una vez... en Hollywood acapara la atención de toda la prensa, no es la única película que se exhibió el martes en el Festival. Y al filme de Tarantino, que compite por a Palma de Oro, le apareció una candidata por el premio mayor, que tiene varios elementos como para ganarla:

1) Es una historia femenina, con cuatro mujeres coprotagonistas.

2) La dirigió una mujer.

3) Es una película local, francesa.

Valeria Golino, Adele Haenel, la directora Celine Sciamma, Noemie Merlant y Luana Bajrami, en el photo call de "Portrait de la jeune fille en feu". LOIC VENANCE / AFP

Valeria Golino, Adele Haenel, la directora Celine Sciamma, Noemie Merlant y Luana Bajrami, en el photo call de "Portrait de la jeune fille en feu". LOIC VENANCE / AFP

Portrait de la jeune fille en feu, de Céline Sciamma -cuya película Tomboy ganó el premio Fipresci en el Bafici de 2012- viene sumando adeptos, y varios críticos la ven peleando la Palma a Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, hasta ahora la favorita. Portrait… combina el cinéma de qualité con una trama de amor lésbico.

A una isla, a fines del siglo XVIII, llega una pintora (Noémi Merlant) para pintar el retrato del que habla el título. Es la rubia Hèloise (Adèle Haenel, de La chica sin nombre, de los Dardenne), cuya madre, la condesa (Valeria Golino) pide el encargo. Las chicas se enamorarán, y junto a la sirvienta Sophie (Luàna Bajrami) con formarán un terceto, en apariencias, indisoluble.

El filme tiene una sobriedad y sutileza que se borronea con la escena de un aborto, y viene subiendo en las apuestas.

Tal vez no suceda lo mismo con Parasite, del coreano Bong Joon Ho, el que trajo Okja hace dos años desencadenó la pelea del Festival con Netflix. Esta vez rodó enteramente en su tierra, Corea, y lo que comienza como una comedia casi de enredos (una familia tipo y pobre logra entrar a trabajar en la mansión de una familia adinerada, como profesor de inglés, de pintura y asistente terapéutica, chofer y personal de limpieza) sin revelar que son parientes, hasta que un hecho desencadena la violencia.

Algo similar al giro que ocurría en Okja, y sucede lo mismo: ese cambio en el registro resta en vez de sumar.

En la sección Hors Compétition (Fuera de competencia) dijeron presente Abel Ferrara y Gael García Bernal, con dos películas disímiles. El director nacido en el Bronx, que trajo hace 27 años Un maldito policía, tiene en Tomasso a Willem Dafoe como protagonista de una historia ambientada en una Roma cero turística. Tommaso vive con su pareja mucho más joven y la pequeña de ella, y mientras trata de terminar un guión, asiste a reuniones de adictos y da clases de actuación. Terriblemente celoso, la marca en el orillo de Ferrara hará que suceda lo que esperan los fans del director de El rey de Nueva York.

Benny Emmanuel, Leidi Gutierrez y Gael García Bernal: los actores y el director de "Chicuarotes".Joel C Ryan/AP

Benny Emmanuel, Leidi Gutierrez y Gael García Bernal: los actores y el director de "Chicuarotes".Joel C Ryan/AP

El mexicano, por su parte, debuta en la dirección de largometraje mostrando en Chicuarotes un pueblo mexicano en decadencia, con mucha miseria y personajes jóvenes que no tienen futuro. Dos jóvenes que se disfrazan de payasos no consiguen con su rutina que nadie les dé un peso en un colectivo, así que sacan un arma y roban a los pasajeros.

Ese es el inicio de un filme que mostrará la cara violenta de una sociedad sin esperanzas, en el que actúa en un breve pero determinante papel Daniel Giménez Cacho (Zama).