Cultura

James Bond, en suspenso: tras el accidente durante el rodaje, Daniel Craig deberá ser operado

James Bond, en suspenso: tras el accidente durante el rodaje, Daniel Craig deberá ser operado

Hace unas horas, se generó polémica por la noticia de que Daniel Craig tendrá un "coordinador" para las escenas de sexo de la nueva película de James Bond. Una "forma de controlar los excesos en el set", explican. La filmación no deja de generar noticias: esta vez, preocupa la salud del actor, por lo que el rodaje queda en suspenso.

Hace poco más de 10 días, la superproducción se paralizó por una lesión de Craig. Medios británicos como Daily Mail o The Sun informaron que el actor, de 51 años se torció un tobillo. Ahora, trascendió que el protagonista se someterá a una cirugía de tobillo.

Craig como Bond.

Craig como Bond.

No es la primera vez que Craig es víctima del bisturí por un rodaje: en 2015, durante la grabación de Spectre, tuvo que operarse la rodilla luego de haber sufrido varias lesiones en las escenas de acción en los Alpes austríacos. Aquella lesión se agravó un mes después, en los estudios Pinewood, en las afueras de Londres. 

A través de la cuenta oficial de Twitter del filme se informó que después de la cirugía Craig permanecerá "dos semanas en recuperación", sin embargo "esto no afectará en ningún sentido la fecha de lanzamiento prevista para abril de 2020".

Como se anunció el 25 de abril, al elenco se sumaron Ana de Armas y la estrella de Bohemian Rhapsody, Rami Malek quien será el villano de esta aventura.

En la era del Me Too, la sorpresa vino por el lado de una polémica decisión de la productora: tener un "mediador de intimidad" para las escenas de sexo. Cuando tantas denuncias destapan el sufrimiento de decenas de víctimas y un sometimiento escondido por años en la industria, la carrera de cientos de cineastas, actores y productores se pone en jaque. Y las empresas vinculadas quieren frenar la ola de acoso y abuso y quedar desligadas del problema. 

¿El nuevo filme está maldito? En Hollywood no faltan los medios (y las cuentas de redes sociales) que incentivan la idea. En agosto de 2018, el cineasta Danny Boyle decidió abandonar la dirección por "diferencias creativas" con sus productores. Un anuncio que llegó cinco meses después de que él mismo afirmara que ya estaba trabajando feliz en el guión.



 


Lo Último