Cultura

Moose, el perro del "milagro": nació sin parte del cerebro y conquista con su aspecto

Moose, el perro del

Un perro que nació sin una parte de su cerebro, tiene el cráneo deformado y una particular mordedura inferior, fue catalogado por su dueña como un "milagro" y "el más feliz del mundo". A Moose, en Instagram (@Mooseboy16), lo siguen casi 100 mil usuarios.

Jennifer Osborne, de 26 años, descubrió a Moose en una tienda de mascotas en 2016 y decidió llevárselo por miedo a que sea sacrificado o abandonado. Descubrió que su mascota, de aspecto distinto a todos, tenía una serie de problemas de salud que surgieron cuando el perro cumplió los seis meses.

Moose, el perro del milagro al que le falta parte del cerebro. (Foto: Instagram mooseboy16)

Moose, el perro del milagro al que le falta parte del cerebro. (Foto: Instagram mooseboy16)

"Sabemos que la fosa nasal de Moose fue empujada hacia el cráneo, lo que cambió la mordida inferior, deformó el cráneo y su mente, y también tiene problemas oculares. Con toda probabilidad fue cuando estaba dentro del útero", contó la dueña.

Jennifer, de Ohio, dijo que además comenzó a tener convulsiones en abril de 2018 y que ahora tiene que tomar medicamentos para mantenerlo con menos episodios.

Los estudios que le hicieron a Moose a lo largo de su vida determinaron que carece de componentes de su mente "en particular de la mitad que le ayuda a oler", comentó la mujer. "La parte delantera de su cerebro también está aplastada. Sólo el área frontal de su cerebro está afectada y es probable que sus convulsiones empeoren, pero su neurólogo no se imagina que eso le acortará la vida", describió Osborne.

Jennifer disfruta compartiendo fotos de Moose en las cuales lo viste con corbatas o anteojos, recibiendo un montón de likes. Además vende productos del can por Internet para pagar gastos del veterinario. "Es asombroso y una bendición en mi vida. Es el perro más feliz que conocí y le agradezco", consignaron medios internacionales como Metro y el Herald Publicist.