Cultura

Murió el cineasta José Martínez Suárez: el recuerdo de una inolvidable charla con su discípulo Juan José Campanella

Murió el cineasta José Martínez Suárez: el recuerdo de una inolvidable charla con su discípulo Juan José Campanella

A principios de este año, el director Juan José Campanella estrenó El cuento de las comadrejas, una remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico, un filme clásico de José Martínez Suárez que se estrenó el 22 de abril de 1976.

En el Día del Cine Nacional, el 23 de mayo, Campanella y Martínez Suárez, quien murió este sábado a los 93 años, compartieron una larga charla con Osvaldo Bazán en el programa Dulces y amargos por Radio Nacional. Fue una de las últimas entrevistas que dio el hermano de Mirtha Legrand y director del Festival de Cine de Mar del Plata.

“Siempre he dicho que es la película más ingeniosa de la historia del cine argentino”, halagó Campanella. Su colega y maestro recogió el guante y devolvió el elogio: “La segunda supera a la primera”.

Juan José Campanella y su entrevista junto a José Martínez Suárezl.

Juan José Campanella y su entrevista junto a José Martínez Suárezl.

Campanella se refirió a la primera vez que vio la recordada obra de Martínez Suárez: “Fue cuando estudiaba cine, se hizo un ciclo en el Premier de Avenida Corrientes, de las grandes películas de los 70 que estaban ‘malditas’, que se trata de grandes obras que no tuvieron la suerte que merecían”.

Sobre la obra de Martínez Suárez que eligió reversionar, definió: “Es inusual, porque José lo es, es un estilo de humor que no se frecuentó mucho en nuestro cine que es el de los estudios Ealing”.

Consultado sobre la nueva versión de su filme, Martínez Suárez reveló: “Todo lo que puso Juan fue beneficioso para el relato, modificó lo que tenía que modificar, lo habíamos prevenido, estaba autorizado a destrozar el libro”.

José Martínez Suárez en una reciente entrevista con Osvaldo Bazán en Radio Nacional.

José Martínez Suárez en una reciente entrevista con Osvaldo Bazán en Radio Nacional.

En este sentido, el director de El Secreto de sus ojos agregó: “Yo le dije a José que tenía los derechos del libreto en 1998, cuando volví a Argentina, y nunca lo quiso leer. ‘Cuando la hagamos me lo muestra’, me dijo”, contó Campanella.

“El guión lo leyó hace dos años, cuando finalmente decidimos hacerla y su primer comentario fue '¿por qué estas malas palabras?'. Según José, en los ‘60 o ‘70 los directores de cine no decían malas palabras, y yo le recordé a su cuñado, Daniel Tinayre, para que me dijera que tenía razón”, recordaron entre risas.