Cultura

Quién fue y cómo murió Sharon Tate

Quién fue y cómo murió Sharon Tate

Hace exactamente 50 años, el sábado 9 de agosto de 1969, Sharon Tate entró en la historia por un hecho terrible: fue la víctima más famosa de los asesinatos del clan Manson. En ese momento, la actriz y modelo estaba casada con el cineasta Roman Polanski, tenía 26 años y cursaba un embarazo de ocho meses y medio.

Armados con un cuchillo Buck de bolsillo -similar a una bayoneta- y un revólver Longhorn calibre 22, esa noche cuatro jóvenes seguidores de Charles Manson mataron a Tate y a cuatro personas más. En las paredes escribieron la palabra “pigs” (“cerdos”) usando la sangre de las víctimas. En su aislada casona de las colinas de Los Angeles, la esposa del director recibió 17 puñaladas: apareció colgada de una soga en el living de la mansión.

Fotografía tomada en 1969 por David Bailey al director de cine Roman Polanski desnudo y abrazado a la que fuera su esposa Sharon Tate. En 2009 una reproducción se vendió por 11.250 dólares en una subasta en Nueva York.

Fotografía tomada en 1969 por David Bailey al director de cine Roman Polanski desnudo y abrazado a la que fuera su esposa Sharon Tate. En 2009 una reproducción se vendió por 11.250 dólares en una subasta en Nueva York.

Tate había nacido el 24 de enero de 1943 en Dallas, Texas. Empezó a trabajar en Hollywood a principios de los años ’60 con varios papeles en televisión: el más recordado es el que hizo en la serie Los Beverly ricos. También tuvo pequeñas participaciones en películas como Nunca comprarás mi amor, de Arthur Hiller, o Almas en conflicto, de Vincent Minnelli.

En 1965 consiguió su rol más significativo, por dos motivos. Uno es que fue la tercera en importancia en el elenco de El ojo del diablo, protagonizada por J. Lee Thompson, junto a David Niven y Deborah Kerr. El otro es que después del rodaje, que tuvo lugar en Francia, conoció a Polanski en las audiciones para La danza de los vampiros en Londres. Consiguió el trabajo y, además, empezó un romance con el director, que terminaría en casamiento en enero de 1968.

Imagen del 20 de enero de 1968, día del casamiento de Sharon Tate y Roman Polanski en Londres.

Imagen del 20 de enero de 1968, día del casamiento de Sharon Tate y Roman Polanski en Londres.

En términos artísticos, su película clave fue El valle de las muñecas, de Mark Robson, basada en el best seller de Jacqueline Susann, que contaba el ascenso y caída de tres jóvenes en la industria del entretenimiento (las otras dos eran Patty Duke y Susan Hayward). También en 1967, actuó en la comedia No hagan olas, de Alexander Mackendrick, junto a Tony Curtis, y en 1968 protagonizó otra comedia, The Wrecking Crew, con Dean Martin.

El éxito de El valle de las muñecas y, al año siguiente, del clásico de terror de su marido, El bebé de Rosemary, convirtió a Tate y Polanski en una de las parejas más glamorosas de Hollywood. Aparecían seguido en las revistas de la farándula y ella, en desfiles de moda y publicidades, gracias a su impactante belleza: rubia, medía 1,68 y tenía un rostro sensual.

Roman Polanski y Sharon Tate.

Roman Polanski y Sharon Tate.

En 1969, después de completar el rodaje de 12 + 1, junto a Vittorio Gassman y Orson Welles, en Italia, Tate regresó a Los Angeles, donde Polanski y ella alquilaban una casa en Cielo Drive, en la zona de Benedict Canyon. El cineasta permaneció en la propiedad que tenían en Inglaterra, donde estaba trabajando.

Así llegó la trágica noche del sábado donde miembros del clan Manson la asesinaron junto a tres invitados -Wojciech Frykowski, Abigail Folger y Jay Sebring- y un amigo del cuidador de la casa, Steven Parent.

Sharon Tate en 1969, poco antes de su asesinato.

Sharon Tate en 1969, poco antes de su asesinato.

En 1971, Manson y cuatro de sus seguidores fueron condenados por esos asesinatos (y otros dos) y fueron sentenciados a muerte. Después de que en 1972 California aboliera temporariamente la pena de muerte, las penas fueron conmutadas a cadena perpetua. Una de las asesinas, Susan Atkins, murió en prisión en 2009; la misma suerte corrió Manson en 2017. El resto está todavía cumpliendo sus sentencias, pese a sus repetidas solicitudes de libertad condicional.

WD