Cultura

The King, por Netflix: Un soberano hijo de rey

The King, por Netflix: Un soberano hijo de rey

Casi siempre comentar o, peor, criticar una película por lo que no es, denota más lo que uno esperaba de la producción en cuestión que lo que ella termina ofreciendo. Esto, más allá del análisis que se pueda hacer.

Sentarse a ver The King (El rey) sin saber absolutamente nada, de su trama, de sus personajes, ayuda quizás a contemplarla sin expectativa alguna.

Cuánto la ayuda.

Producción de Netflix en la que intervino Brad Pitt, es una película de época, que transcurre a comienzo del siglo XV y sigue de manera más o menos clásica al futuro rey Enrique V cuando es príncipe y se lleva pésimo con su padre monarca. Más adicto a la bebida y a las mujeres que a la vida cortesana, Hal -como lo llaman- sí tiene una labia poderosa, que sabrá utilizar cuando su padre (Ben Mendelsohn, casi siempre haciendo de malo, pendenciero o las dos cosas a la vez) fallezca, y cuando el rey Carlos V de Francia no haga más que prepotearlo y la guerra entre ambas naciones sea más una consecuencia que una necesidad de ambas partes.

Decíamos que el tratamiento del director australiano David Michôd, el de War Machine, el de El cazador, es clásico. Y se toma tanto tiempo en desarrollar la batalla -que, eso sí, hasta el espectador menos avisado sabe qué ocurrirá llegando al desenlace-, que si la presentación de los personajes secundarios, ya no los principales, no ofrece alguna coloratura…

Michôd se rodeó de gente de su confianza, ya sea Pitt en la producción como Joel Edgerton (el actor de Loving interpreta a Falstaff, amigo del rey de Inglaterra, y fue coguionista con el realizador) y Robert Pattinson, con quienes ya había trabajado previamente. El caso de Pattinson es singular, ya que interpreta al “delfín” francés, el que desafía a Enrique, con unos modos tan de clisé y habla en inglés con un (falso) tono francés, que en vez de erigirse en un “villano” genera más risa y aparta la atención de sus textos.

Quien sí se luce es Timothée Chalamet (candidato al Oscar por Llámame por tu nombre, ahora mismo protagoniza Un día lluvioso en Nueva York, dirigido por Woody Allen). A sus 23 años tiene un futuro que se imagina enorme, pero aquí está mejor en las escenas en las que debe poner el cuerpo -léase, las de las peleas y batallas- que las dramáticas.

Y, sin spoilear, aparece Lily-Rose Depp, hija de Johnny y Vanessa Paradis. Pero no, El rey no es un filme en el que uno vaya a recordar a los personajes femeninos.

"The King"

Buena

Drama histórico. Reino Unido/Hungría/Australia, 2019. 140’, SAM 16. De: David Michôd. Con: Timothée Chalamet, Robert Pattinson, Joel Edgerton. Disponible en: Netflix.