Deportes

Arreglo de partidos en España: usaban las apuestas para blanquear dinero del narcotráfico

Arreglo de partidos en España: usaban las apuestas para blanquear dinero del narcotráfico

La investigación que dejó en evidencia una red dedicada al arreglo de partidos en España no se circunscribe al mundo del fútbol. De acuerdo con la pesquisa que realizó la Policía Judicial de ese país, el sistema de apuestas alrededor de los encuentros adulterados era utilizado para blanquear dinero proveniente del narcotráfico, negocio principal de la organización que encabezaba el exfutbolista Carlos Aranda.

Según consigna el diario El Mundo, el dinero proveniente de la comercialización de estupefacientes era destinado a sobornar a futbolistas de distintas categorías y también a solventar las apuestas que hacían ingresar al circuito legal esos billetes provenientes de actividades ilícitas.

En el informe que remitió a Ángel Manuel de Pedro Tomás, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, que está a cargo de la investigación, la Policía Judicial explica que “la pertenencia a una organización criminal dedicada al amaño de partidos no es un negocio principal” de Aranda, quien está señalado como cabecilla de la red de arreglo de encuentros junto al ex defensor de Real Madrid Raúl Bravo.

Para la Policía Judicial, la participación en la trama de amaño y apuestas del exdelantero, que ostenta el récord de haber jugado en ocho equipos distintos de la Primera División de España, era “una inversión para el posterior blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas”.

Aranda era propietario de dos locales de apuestas de la franquicia Luckia en Málaga, su ciudad natal. Según El Mundo, en ellos tenía montada una estructura que contaba con apostadores profesionales e intermediarios, que jugaban el dinero proveniente del narcotráfico en los partidos arreglados. Los premios obtenidos terminaban en las cuentas del exjugador.

La punta a partir de la cual se gestó la investigación por arreglo de partidos, en la que están implicados otros jugadores, exjugadores y dirigentes de clubes, surgió a partir de un dato obtenido en otra pesquisa vinculada con el tráfico de drogas y en la que también están acusados Aranda y algunos integrantes de su familia.

De acuerdo con lo consignado por El Mundo, el ex delantero de Real Madrid, Sevilla, Osasuna y Albacete, entre otros clubes, es señalado como uno de los cabecillas de una organización conocida como Los Aranda, que también integran sus primos Saúl y Rafael y que opera en Málaga y se dedica principalmente al tráfico de cocaína y hachís desde hace alrededor de 20 años.

Aranda, quien había sido apresado el 28 de mayo cuando estalló el escándalo del arreglo de partidos, recuperó la libertad tres días más tarde tras abonar una fianza de 100.000 euros, al igual que Raúl Bravo. “Nos han metido a los que menos culpa tenemos de todo”, sostuvo al abandonar la prisión de Zuera, en Zaragoza.

En la causa se investiga el arreglo de al menos tres partidos, entre ellos uno del último campeonato de Primera: el que Valencia le ganó 2 a 0 como visitante a Valladolid por la última fecha y que le permitió asegurar su clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones de Europa.

Hasta el momento hay 21 personas investigadas por esta trama, entre ellas el exfutbolista de Valladolid Borja Fernández (se retiró justamente después de ese partido ante Valencia), el jugador de Deportivo La Coruña Íñigo López, y el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, además de Aranda y Bravo.