Deportes

Crecen un 55% las denuncias por abuso sexual en el deporte olímpico de EE.UU.

Crecen un 55% las denuncias por abuso sexual en el deporte olímpico de EE.UU.

El caso de Larry Nassar, el ex médico de la Federación Estadounidense de Gimnasia que abusó de cientos de niñas y jóvenes mujeres por décadas y fue condenado a entre 40 y 175 años de prisión, destapó un engranaje macabro de abuso sexual en el deporte. Los atletas perdieron el miedo a hablar y eso se refleja también en las denuncias, que crecieron un 55% en el deporte olímpico estadounidense en un año.

El informe del US Center for SafeSport, el centro que se creó en 2017 con la intención de tener una sola agencia con el poder de investigar y deliberar acusaciones de malas conductas, en vez de que la responsabilidad recaiga en las federaciones, indica que hay un 55% más de reportes sobre abuso sexual y conductas impropias en 2019, en comparación con el año anterior.

En el informe del diario The Guardian se observa así la necesidad de "un debate cada vez más urgente sobre quién debería proporcionar la mayor parte del dinero a una organización que lucha por manejar su carga de casos". Esta semana, el centro recibió una inyección de 1,3 millones de dólares del Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos, que eleva la contribución general a US$ 7,4 millones en lo que va del año.

No son los únicos aportes. El US Center for Safe Sport opera también gracias a las donaciones y el dinero que aportan "los órganos rectores nacionales del país y "una pequeña subvención del Gobierno", que lleva la suma a 10,5 millones de dólares en 2019.

Sin embargo, recalca el medio inglés, "los funcionarios del centro temen que sea una cantidad insostenible para una organización que ahora recibe un promedio de 239 informes al mes, en comparación con 154 durante un mes típico del año pasado".

Además, la planta es de apenas 37 empleados -de ellos, 18 son investigadores y abogados-, lo que resulta insuficiente y se estima que deberá duplicarse para 2020 y hasta triplicarlo en 2023 para poder tratar todas las denuncias. Actualmente hay 1290 casos abiertos.

El crecimiento de las denuncias fue exponencial. Cuando el centro abrió, en marzo de 2017, recibía en promedio 31 informes al mes. Pero cuando comenzó el juicio contra Larry Nassar, y sus víctimas comenzaron a hablar, ese número se disparó. Y volvió a aumentar en 2018 por el movimiento MeToo.

Este año, en tanto, el pedido de juicio político al magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos Brett Kavanaugh, tras nuevas denuncias por conducta sexual inapropiada, también fue un punto de inflexión. Y el número, parece, no se detendrá: un consultor independiente contratado por el centro proyecta que la cantidad de llamadas continuará aumentando hasta que alcance un límite de alrededor de 8.000 por año, un promedio de 667 por mes.