Deportes

De la hinchada a la cancha: el libro que cuenta la historia oculta del fútbol femenino en Argentina

De la hinchada a la cancha: el libro que cuenta la historia oculta del fútbol femenino en Argentina

“Somos la tortas, las marimacho, las tortilleras, las putas, las Carlitos, las que lavan los platos, las machonas, las varoneras, las históricamente relegadas y estamos acá para escribir la historia que nunca nos contaron, para que las nenas no tengan que padecer nunca más esos motes, para que las futbolistas del futuro puedan tener sus propias ídolas”. La frase pertenece a Ayelén Pujol, periodista y autora de ¡Qué jugadora! Un siglo de fútbol femenino en Argentina (Editorial Ariel), libro que, justamente, aborda el recorrido de las mujeres en ese deporte que ella describe como “uno de los últimos reductos machistas”.

La Selección femenina de Fútbol se encuentra en Francia disputando un lugar en el Mundial, pero la lucha de las mujeres en este campo data de mucho tiempo atrás. “Lo que me llevó a escribir este libro fueron todas las preguntas vinculadas a que no conocíamos nuestra historia”, dijo Ayelén, desde Francia, a Entremujeres. Así, comenzó a preguntarse “quiénes eran nuestras ídolas, cómo y por qué que no teníamos historia y quiénes habrían sido las primeras”.

Ver esta publicación en Instagram

Un día histórico 🇦🇷⚽️🏃🏻‍♀️⚡

Una publicación compartida por Ayelén Pujol (@ayelenpujol) el

Durante su investigación, Pujol entrevistó, entre otras, a parte de quienes fueron llamadas “Las Pioneras”, quienes se destacaron en la cancha entre los años cincuenta y los noventa, así como también a árbitras, jugadoras, periodistas y delegadas de equipos. Y aunque la presencia femenina en el fútbol lleva aproximadamente cien años, acceder al registro de ello parece tan difícil como desentrañar los prejuicios machistas que aún persisten en este deporte.

“¡Qué jugadora!”. Un siglo de fútbol femenino en Argentina (Editorial Ariel)

“¡Qué jugadora!”. Un siglo de fútbol femenino en Argentina (Editorial Ariel)

El tema de la visibilización está relacionado con el lugar que las mujeres teníamos asignado en la sociedad: el cuidado, la casa, las tareas del hogar. El fútbol era un espacio muy machista, donde incluso se construye un solo tipo de masculinidad y que, por supuesto, no contempla la presencia de mujeres”, mencionó Ayelén. 

Ayelén Pujol.

Ayelén Pujol.

El lugar que se le daba a la mujer en el fútbol era el de hincha, las madres o esposas de los jugadores, las mujeres que trabajaban en los clubes pero en lugares de cuidado (que cocinaban o cuidaban a los chicos de las inferiores). No aparecían como protagonistas del campo de juego”, añadió.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte las mujeres tuvieron sus conquistas históricas en lo que a fútbol respecta. Ayelén, que además de periodista es jugadora del Norita FC (equipo denominado así en homenaje a Nora Cortiñas, titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), mencionó que “hubo modificaciones a lo largo de los años y se dio con fuerza en este último período, sobre todo con la foto de la Selección en la Copa América, lo que pasó con Maca Sánchez y que coincide con la lucha que está haciendo el movimiento feminista en las calles”. En ese sentido, la autora destacó que “estos cambios están estrechamente vinculados con la lucha de las mujeres en el último tiempo”.

La profesionalización, el lugar de la Selección Femenina, ese “vamos las pibas” que inunda las redes sociales, la lucha inclaudicable de todas aquellas que desde diferentes lugares se relacionan con el fútbol marcan un antes y un después en el marco de la inclusión y la igualdad. “Me parece que están viviendo un momento muy especial, una revolución. Contar estas historias jamás contadas también es la muestra de cuánto daño le hace el patriarcado a la sociedad y a las mujeres como parte de ella”, afirmó Pujol.

Después de doce años, la Selección femenina argentina volvió al máximo campeonato y lo hizo más fuerte que nunca. “Este es el Mundial que marca un quiebre. Hasta acá el fútbol femenino fue de una manera y estuvo caracterizado por agresiones y prejuicios. Quedó claro que a partir de ahora tiene que ser otro. Las mujeres y las identidades disidentes exigimos un fútbol que nos incluya, ya demostramos que las canchas también son nuestras y que la sociedad va a ser más justa si esto sucede”, dijo Pujol. Y concluyó: “Este Mundial va a marcar un antes y un después y las jugadoras de la Selección son grandes protagonistas de este cambio”.