Deportes

Después del dramático final en la Fórmula 1, en siete días la historia puede ser aún mejor

Después del dramático final en la Fórmula 1, en siete días la historia puede ser aún mejor

El Gran Premio de Gran Bretaña tuvo este domingo un ganador previsible. Lewis Hamilton se subió a lo más alto del podio, consiguió su tercer triunfo en el campeonato en cuatro fechas, logró por séptima vez la carrera en su tierra y les dio más argumentos a los fanáticos que afirman que con el dominio del británico y de Mercedes, la Fórmula 1 se transformó en un espectáculo "aburrido". Pero el cierre inolvidable de la prueba en Silverstone, que incluyó al hexacampeón mundial cruzando la meta con un neumático destrozado, le dio a esos críticos motivos para soñar con otra carrera vibrante dentro de siete días, cuando la categoría vuelva a ese circuito para la quinta cita de la temporada. Y con gomas más blandas, por decisión de la FIA.

Hamilton ratificó en Inglaterra su hegemonía en la categoría reina: ganó los útimos tres títulos y cinco de los últimos diez. Verlo cruzar la meta en primer lugar en Silverstone no sorprendió a nadie. Pero que lo hiciera en tres ruedas, luego de que el neumático delantero izquierdo del Mercedes se deslaminara en la última vuelta, con el holandés Max Verstappen (Red Bull​) pisándole los talones, sí logró romper la monotonía que suele caracterizar a las carreras de la F1.

Aunque no fue solo el británico, líder del campeonato con 88 puntos, 30 más que su escolta, Valtteri Bottas, el que le aportó emoción al final de la prueba. El finlandés, su compañero de Mercedes, pinchó la misma goma a falta de dos vueltas y terminó cediendo el segundo lugar, que tenía prácticamente asegurado.

Y el español Carlos Sainz (McLaren​) corrió la misma suerte con el mismo neumático, cuando peleaba por quedarse con la cuarta posición. "Se fue todo en una vuelta. El neumático dijo basta y ahí nos hemos quedado", se lamentó quien terminó decimotercero.

¿Se puede esperar otro espectáculo vibrante dentro de siete días, cuando la F1 celebre el Gran Premio Aniversario en este mismo circuito? Probablemente sí, porque además, Pirelli ya avisó que llevará ruedas más blandas.

La compañía que provee de neumáticos a la F1 había informado antes del comienzo del campeonato que para la quinta fecha los equipos tendrían disponibles gomas C2, C3 y C4, mientras que este domingo se corrieron con C1 (la más dura), C2 o C3.

Ese cambio será todo un desafío para los equipos, en un trazado que probó más de una vez ser una pesadilla para las gomas. Podría dar como resultado vueltas de clasificación más rápidas, pero también obligar a los equipos a armar estrategias especiales para extender la vida de los neumáticos, agregándole a la competencia algo del drama que tanto extraña la categoría reina desde hace un tiempo.

Los problemas de los neumáticos le dieron emoción de sobra a una carrera que de otra manera habría terminado siendo una más de las que 87 que lleva ganadas Hamilton en la categoría. Y no fue la primera vez que ocurrió una situación insólita con las cubiertas en el trazado británico.

El español Sainz tambié sufrió el pinchazo de una goma, la misma que rompieron Hamilton y Bottas. Foto: Andrew Boyers/POOL/AFP

El español Sainz tambié sufrió el pinchazo de una goma, la misma que rompieron Hamilton y Bottas. Foto: Andrew Boyers/POOL/AFP

En 2013, Pirelli cambió la composición de los neumáticos antes de la cita de Silverstone y en esa carrera cuatro pilotos sufrieron pinchazos: Hamilton, el brasileño Felipe Massa (Ferrari​), el francés Jean-Eric Vergne (Toro Rosso) y el mexicano Sergio Pérez (McLaren).

Y unos años después, en 2017, se pincharon las ruedas delanteras de las Ferraris del alemán Sebastian Vettel y del finlandés Kimi Räikkönen​ en las últimas tres vueltas, lo que les costó varias posiciones en la clasificación y, eventualmente, la chance de pelear por el título.

"Vamos a tener que ver por qué hemos tenido esos problemas con los neumáticos", admitió Lewis Hamilton. No querrá sorpresas dentro de siete días, en el mismo circuito de Silverstone donde este domingo le sonrió la fortuna.

HS