Deportes

Diego Milito: campeón, ídolo y ¿futuro presidente?

Diego Milito: campeón, ídolo y ¿futuro presidente?

"No tengo dudas: el Milito de 2014 es mucho mejor que el de 2001. El Milito chico no le metía un gol ni al arcoíris", bromeó Lisandro López en una entrevista que realizó junto a Diego Milito para el sitio de Conmebol​. Y agregó: "Está claro que es una broma. Pero fuera de todo chiste, lo que más me asombró de Diego fue su capacidad de aprendizaje".

La descripción de Licha es una pintura exacta de Milito: se fue de Racing​ a Europa como un joven entusiasta y, 11 años después, volvió como un jugador integral, con otra cabeza y otra visión a futuro.

La llegada de Milito en junio de 2014 fue un antes y un después en la historia moderna del club de Avellaneda. "Hay que hacer un nuevo Racing", decía Milito en sus primeros días. Luego pasaría al "Racing Positivo". La suerte acompañó, esta claro: la Academia se consagró campeón con Diego Cocca como entrenador, Milito como emblema y Gustavo Bou como goleador. Desde entonces, la palabra de Milito tuvo otro peso. "Los vestuarios son los mismos que los del 2001. Esto no puede ser. Hay que modernizarlos ya mismo", se quejó en esos momentos ante los dirigentes. Las obras empezaron un par de días después.

Todo lo que Milito aprendió en Europa trató de volcarlo a Racing. El plantel profesional empezó a desayunar y a almorzar en el club. En mayo de 2016 se inauguró el comedor. El gimnasio fue remodelado y se compraron máquinas nuevas. Y lo más importante: el predio Tita Mattiussi se puso como prioridad y comenzó a recibir dinero para inversiones.

Milito se retiró en junio de 2016 y se tomó un respiro de 18 meses, aunque en ese tiempo se lo vio muchas veces en el predio Tita. Regresó en diciembre de 2017 como secretario técnico y con un proyecto de largo aliento. Creó la oficina de scouting.

"La Secretaría Técnica se basa en el seguimiento de los jugadores, tenemos una oficina de scouting, con tres chicos jóvenes trabajando 8 horas por día, mirando fútbol, sobre todo el mercado sudamericano y de las ligas más importantes. Sin descuidar que tenemos un trabajo integral importante que es en nuestro predio de Inferiores, el Tita Mattiussi, que es de gran importancia, porque es el lugar en el que entendemos que más hay que trabajar. La idea no es otra que reducir el margen de error a la hora de contratar. Que cumplan los requisitos que creemos que son importantes. La posición que vamos a buscar, las características, la experiencia, la actualidad del jugador y su historial clínico", explicó Milito en una entrevista con Clarín.

A fin de año se cumple el primer ciclo de Milito como manager de Racing y los resultados son más que positivos. Hay quienes dicen que en diciembre se podría presentar en las elecciones como candidato a presidente. Cultor de un perfil cada vez más bajo, Milito prefiere no opinar del tema. Aunque en su círculo íntimo no dudan: más temprano que tarde será presidente.