Deportes

El gran capitán de Boca falleció a los 72 años

El gran capitán de Boca falleció a los 72 años

El ex futbolista Rubén "Chapa" Suñé, ídolo de Boca, capitán en el primer título mundial del club y autor del mítico gol de la final del Nacional de 1976 ante River, falleció este jueves a los 72 años.

Suñé conquistó en total ocho campeonatos, entre ellos la primera Copa Intercontinental del club en 1978, y su imagen bajando del avión con el trofeo aún perdura en las retinas de la "feligresía" boquense.

El ex volante central nacido un 7 de marzo de 1947 surgió de las divisiones inferiores de Boca y debutó, en esa etapa como lateral derecho, el 17 de marzo de 1972, en una victoria sobre Colón de Santa Fe por 2-1, por el torneo Metropolitano. Entre 1973 y 1974 jugó en Huracán, en tanto que en 1975 se incorporó a Unión de Santa Fe, donde lo dirigió Juan Carlos Lorenzo.

Precisamente el "Toto", al hacerse cargo de la dirección técnica de Boca en 1976, gestó su regreso al "Xeneize" para usarlo como mediocampista central y convertirlo en el Gran Capitán de una era gloriosa.

Suñé heredó una cinta que había lucido Antonio Rattin, y fue capitán del Boca que gano la primera Copa Libertadores de 1977, que repitió en 1978 y que se consagró ese año campeón Intercontinental tras vencer al Borussia Monchengladbach.

Más allá de esos títulos épicos, el "Chapa" se había ganado un lugar en el corazón de toda la hinchada de Boca mucho antes, en la noche del 22 de diciembre de 1976 en la cancha de Racing. En esa ocasión, Suñé se anticipó y ejecutó un tiro libre mientras el "Pato" Fillol armaba la barrera y le dio a Boca la victoria sobre River por 1-0 en la final del campeonato Nacional. Fue el único mano a mano para definir un título entre los clásicos rivales, hasta que en 2018, RIver le ganó la Supercopa Argentina en Mendoza y la Libertadores de América en Madrid.

Suñé cerró su ciclo en Boca en 1980 y se marchó a San Lorenzo en 1981, donde finalizó su carrera profesional luego de no superar varias lesiones.

Como ex jugador, el "Chapa" estuvo afectado por una severa depresión e intentó suicidarse en 1984 cuando se arrojó al vacío desde un séptimo piso. Cayó sobre un techo de chapas que amortiguó el impacto y le salvó la vida, aunque lo dejó en estado delicado, con múltiples lesiones y varias secuelas.

Una vez superado ese episodio, Suñé volvió a trabajar en Boca para cumplir tareas en las divisiones inferiores, hasta que en 2016, al cumplirse el 40mo. aniversario del gol a River, el club lo inmortalizó con una estatua junto a otros ídolos en el Museo de la Pasión Boquense.

La estatua de Suñé luce junto a las de Antonio Ubaldo Rattín, Silvio Marzolini, Ángel Clemente Rojas, Diego Maradona, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto y Carlos Bianchi.

Su partida no fue sorpresiva porque llevaba varias semanas internado en el Hospital Británico.