Deportes

La nueva moda del mercado de pases: los préstamos de grandes figuras entre los gigantes de Europa

La nueva moda del mercado de pases: los préstamos de grandes figuras entre los gigantes de Europa

Como nunca antes, este último mercado de pases estuvo caracterizado por la cantidad inmensa de futbolistas que cambiaron de clubes a través de préstamos. Tanto en la Argentina como en Europa, esa fue la transacción más común. Sin embargo, los motivos fueron completamente diferentes.

Mientras que, en su mayoría, los equipos de la Superliga recurrieron a las cesiones para adecuarse a la complicada situación económica del país y la escasez de dinero, los clubes europeos hicieron lo mismo para cumplir con el fair play financiero y evitar posibles sanciones económica y deportivas.

Se trata de una medida impuesta por la Unión Europea de Fútbol (UEFA) en el 2011 que prohíbe, a grandes rasgos, que los clubes gasten más plata que la que generan anualmente. La ley solo afecta a los clubes participan en las competiciones UEFA y los obliga a documentar que no mantienen deudas con jugadores, otros clubes o autoridades tributarias.

En busca de no recibir las mismas sanciones que sufrieron, entre otros, Manchester City y Paris Saint Germain en 2014, cuando fueron multados con 60 millones de euros por incumplir la norma, los gigantes europeos redujeron las sumas de dinero invertidas, aunque sin resignarse a contratar a jugadores estrellas y conformar planteles de elite.

Los préstamos, que ahora son tendencia, no siempre fueron moneda corriente. Una de las primeras grandes maniobras de este tipo fue en agosto de 2017, cuando Kylian Mbappé pasó del Monaco, de Francia, al PSG, a cambio de 45 millones de euros. Un mes antes, James Rodríguez había sido cedido al Bayern Munich, que debió pagarle 13 millones de euros al Real Madrid.

En julio de 2018, otra cesión importante fue la de Gonzalo Higuaín, que dejó Juventus y se sumó al plantel del Milan por la suma de 18 millones de euros por una temporada. Sin embargo, el argentino estuvo solo seis meses y, en enero de 2019, se fue a préstamo a Chelsea, de Inglaterra, por medio año. Ahora, el centrodelantero regresó a la Vecchia Signora.

Este tipo de transacciones, que hace varios años eran esporádicas, ganaron terreno y se apropiaron de la escena de los últimos mercados de pases europeos. Y en especial de este último.

Según Transfermarkt, en LaLiga, de España, hubo 159 traspasos y 166 préstamos; en la Premier League fueron 129 traspasos frente a 135 préstamos; y en Italia, 220 traspasos contra 353 préstamos.

Entre los equipos que más hacen uso de esa operación se destaca el Atalanta, de Italia, que tiene 53 futbolistas cedidos a otros clubes. Para tomar noción de la cifra: entre los 20 clubes de la Ligue 1, de Francia, suman 70.

Uno de los casos más significativos fue el del argentino Mauro Icardi, que pasó de Inter de Milán al PSG. La cesión fue sin cargo, dado que el club italiano quería desprenderse fácilmente del delantero, que no estaba en los planes del DT Antonio Conte y que mantenía una relación tensa con la hinchada.

No obstante, el conjunto parisino tendrá que desembolsar 70 millones de euros si hace uso de la opción de compra en junio de la siguiente temporada.

Otro caso con un argentino involucrado es el de Giovani Lo Celso, quien dejó Betis, de España para sumarse al Tottenham de Mauricio Pochettino, también a través de una cesión.

Otro préstamo destacado fue el de Philippe Coutinho, quien, lejos de alcanzar su mejor nivel en Barcelona, emigró a Bayern Munich a cambio de 8,5 millones de euros, más 12 millones de sueldo. El conjunto alemán también sumó a otro jugador en esta condición: el croata Ivan Perisic, proveniente de Inter por 5 millones.

Las demás cesiones más sobresalientes de este mercado fueron: la del chileno Alexis Sánchez, quien se marchó de Manchester United y arribó a Inter, que se hará cargo de la mitad del sueldo del futbolista; el armenio Henrikh Mkhitaryan, de Arsenal a Roma por 3 millones; Alphonse Areola, del PSG al Real Madrid, por una temporada y sin opción de compra; Rafinha, de Barcelona a Celta de Vigo, por un año con opción de compra; y el arquero Sergio Rico, del Sevilla al PSG.

A fines de 2018, dirigentes de la FIFA tuvieron reuniones en busca de establecer un límite en el número de futbolistas cedidos por cada club. Sin embargo, hasta el momento no se tomó una decisión oficial y la moda de los préstamos parece estar lejos de concluir.

MFV