Deportes

Los pibes de Boca que Russo tiene bajo la lupa empiezan a jugar un papel clave

Los pibes de Boca que Russo tiene bajo la lupa empiezan a jugar un papel clave

En el contexto de un eterno mercado de pases que atraviesa el fútbol argentino en desventaja económica y de calendario sigue su curso, en Boca la preparación para la siguiente fase de los entrenamientos en Ezeiza tendrá mucha presencia de las Inferiores. Después de charlas con Sebastián Battaglia (DT de la Reserva) y Miguel Ángel Russo, un grupo importante de chicos se sumó a las prácticas del plantel de Primera División y formará parte de la base de jugadores para luego realizar prácticas de fútbol.

Si bien el DT se caracteriza por utilizar en el once inicial a futbolistas con un mayor rodaje, hay varios juveniles que están bajo la mirada de Miguel. Además de Gastón Gerzel (chaqueño, categoría 2000 y punta), Enzo Roldán (de San Luis, volante central o por la derecha) y Aaron Molinas, quienes ya habían estado en la nómina de la Copa Libertadores que se confeccionó en marzo, ahora el DT incorporó bajo su lupa a otros chicos.

Más allá de que por ahora se entrenan agrupados en un mismo espacio de trabajo, los juveniles serán clave a partir de la semana del 24 de agosto, cuando la idea de Boca sea concentrarse en un hotel de Ezeiza e iniciar los ejercicios de fútbol en espacios reducidos, siempre que lo permitan los protocolos.

Vuelta a los entrenamientos de Boca foto; Prensa Boca

Vuelta a los entrenamientos de Boca foto; Prensa Boca

Allí aparece una de las joyas (ya tiene contrato profesional con una cláusula millonaria) que muchos elogian puertas adentro: Ezequiel Zeballos. El Changuito se destacó en el Sub 17 de Pablo Aimar en los distintos torneos que disputó con la Selección y en él hay depositadas ilusiones para lo que tiene que ver con un jugador desequilibrante. De buena técnica, es un futbolista que Russo y compañía seguirán con atención.

Además, en ese equipo de tareas físicas también están Cristián Medina (enganche), Renzo Giampaoli (marcador central), Agustín Sández (lateral izquierdo) y Alan Varela (mediocampista), quienes seguirán el ritmo de la Primera y formarán una base de fútbol como sparrings para cuando la pelota vuelva a rodar en el complejo de Ezeiza.

A los retornos de Mateo Retegui (volvió desde Estudiantes de La Plata y por ahora está en el club) y de Walter Bou (tuvo un período en las Inferiores del club), que se formaron en Casa Amarilla, también se sumará Gonzalo Maroni, quien no fue comprado por Sampdoria y se espera que retorne al país desde Italia en los primeros días de la próxima semana para ser evaluado por Miguel Ángel Russo. El técnico lo considera una buena posibilidad para sumar talento al plantel en un mercado en el que realizar incorporaciones de peso parece por momentos una utopía.

Roldán, uno de los juveniles que entrenan con la Primera.

Roldán, uno de los juveniles que entrenan con la Primera.

FK