Deportes

Los Pumas y su último entrenamiento antes de Inglaterra

Los Pumas y su último entrenamiento antes de Inglaterra

En la mañana del viernes tokiota, en la noche del jueves argentino, Los Pumas cumplieron con el últimio entrenamiento de cara al trascendental partido de este sábado frente a Inglaterra que marcará el futuro del seleccionado en el Mundial: ganar significará seguir con la chance abierta de llegar alos cuartos de final; perder será el anticipo de una despedida triste y frustrante a la vez.

Esta vez el tradicional captain's run no se realizó en el escenario del partido -el estadio Ajinomoto- porque queda bastante alejado del hotel de Los Pumas y porque, en definitiva, los jugadores argentinos lo conocen perfectamente ya que el debut contra Francia que terminó con derrota se jugó allí. Entonces Mario Ledesma decidió que los últimos movimientos fueran en el Prince Chichibu Memorial, donde juegan Sunwolves en el Super Rugby, que está a sólo cinco minutos de auto del hotel New Otani.

Sólo los pateadores Benjamín Urdapilleta y Emiliano Boffelli fueron un rato al Ajinomoto para probar sus envíos a los postes.

El equipo ya está definido y es el que Ledesma dio a conocer hace 24 horas: Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente, Santiago Carreras; Urdapilleta, Tomás Cubelli; Javier Ortega Desio, Marcos Kremer, Pablo Matera; Tomás Lavanini, Guido Petti; Juan Figallo, Julián Montoya y Nahuel Tetaz Chaparro. Y los suplentes serán Agustín Creevy, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Matías Alemanno, Tomás Lezana, Felipe Ezcurra, Lucas Mensa y Bautista Delguy. Es decir, con Ortega Desio por Lezana en el único cambio con respecto al equipo que arrancó en la victoria frente a los tonganos y con Mensa -que podría debutar en un Mundial en su segundo partido con Los Pumas- reemplazando a Sánchez, que llegó como el apertura titular y goleador del últinmo Mundial y aquí no sólo perdió el puesto sino que ni siquiera está entre los 23 convocados para el partido más importante del rugby argentino de los últimos cuatro años.

Luego de jugar contra los ingleses, uno de los equipos más fuertes del mundo y favoritos al título, Argentina esperará su último encuentro del grupo C que será ante Estados Unidos el miércoles en Kumagaya. Pero esa será otra historia.