Deportes

Mick Schumacher corrió con la Ferrari de su padre y llenó de emoción a la Fórmula 1

Mick Schumacher corrió con la Ferrari de su padre y llenó de emoción a la Fórmula 1

Por un rato, los fanáticos de Ferrari pudieron olvidarse de los malos tragos vividos esta temporada. Y la emoción los excedió: cualquier amante del automovilismo y la Fórmula 1 se pudo conmover con lo que ocurrió un rato antes de la largada del GP de la Toscana. Allí, Mick Schumacher, hijo de Michael, dio una vuelta a bordo de la Ferrari con que su papá ganó el séptimo título del mundo en 2004.

El pibe, de 21 años, giró en el circuito de Mugello, que es propiedad de Ferrari y en el que su papá completó miles de kilómetros de pruebas. El escenario sirvió este domingo como anfitrión de una carrera de F1 por primera vez en la historia.

Mick compite actualmente en la Fórmula 2 y es el líder de ese campeonato. Antes de la competencia de este domingo, incluso, aumentó su ventaja en el certamen.

Aunque difícilmente las sensaciones se igualen con las que habrá experimentado al ponerse al volante del auto con que corría su papá, que al día de hoy sigue luchando por su salud después de un accidente de esquí sufrido en 2014.

"Honestamente, me pasan muchas cosas por dentro, con este auto, y poder manejarlo ahora, ser la segunda generación en hacerlo, es muy especial", expresó Schumacher Jr..

Luego agregó: "Quise sentir cómo era manejar entonces, y la sensación, el manejo, se sintió impresionante. Seguro hoy es distinto a lo que fue en aquel momento, pero de todos modos fue increíble, sin dudas".

Parte del equipo Ferrari con el auto de Michael Schumacher. Foto EFE

Parte del equipo Ferrari con el auto de Michael Schumacher. Foto EFE

La F2004 fue el auto con que Michael ganó su quinto título con Ferrari y el séptimo de su trayectoria personal (los dos primeros fueron con Benetton Renault). Con el hijo de la leyenda al volante, los fans que pudieron asistir al circuito en la primera jornada del año con público -1800 personas- se emocionaron con el sonido característico del vehículo de hace 16 años.

El homenaje se dio en el milésimo Gran Premio que Ferrari, la única escudería nunca ausente en la Fórmula 1, corre en la máxima categoría. Y justo en un contexto en el que Jean Todt, exjefe de equipo de la escudería en tiempos de Schumi, habló sobre la salud del heptacampeón, cuyo estado se mantiene bajo siete llaves desde que sufriera un accidente de esquí en 2014, al caer y golpear su cabeza contra una roca.

El actual presidente de la Federación Internacional (FIA) manifestó en las últimas horas que Schumacher "sigue luchando para que el mundo pueda volver a verlo", según declaraciones que reprodujo el diario The Independent.

En 2017 Mick, uno de los dos hijos de Michael (la otra se llama Gina-María) ya había participado de un homenaje a su papá cuando piloteó el Benetton B194 que su viejo utilizó el día que ganó en la máxima categoría por primera vez.

El anterior homenaje a papá

Mick Schumacher a bordo del Benetton de Michael