Economía

Accidente del avión de Fuerza Aérea: el piloto logró abrir el paracaídas, pero no evitó el impacto

Accidente del avión de Fuerza Aérea: el piloto logró abrir el paracaídas, pero no evitó el impacto

Mientras se espera el resultado de la autopsia que confirme la causa de la muerte del piloto Gonzalo Fabián Britos Venturini (34), una comisión técnica y judicial ya se está abocando a determinar las causas que originaron el accidente del avión de guerra de la Fuerza Aérea que se precipitó este miércoles en el sur de Córdoba.

Debe intervenir la Junta Investigadora de Accidentes de Aeronaves Militares, precisó una fuente de la Fuerza Aérea consultada. "Va a llevar un tiempo prolongado debido a la cantidad de factores que influyen en la envolvente del vuelo", explicó el vocero.

Lo que estaría confirmado, según las primeras pericias y los testimonios de los testigos, es que el piloto logró eyectarse correctamente y su paracaídas se abrió, pero no le alcanzó el tiempo para que se desplegara para mitigar el impacto. Los testigos que vieron el accidente contaron que el avión empezó a perder altura y que vieron salir al piloto a muy pocos metros de que la nave se estrellara.

Britos Venturini fue encontrado aún con vida por los Bomberos Voluntarios de la localidad de Villa Valeria. Estaba recostado sobre la butaca en la tierra labrada de un campo, con el paracaídas abierto y desplegado. El piloto estuvo conciente en el momento de eyectarse y en la caída sufrió severos traumatismos. Falleció camino al hospital.

Britos Venturini murió camino al hospital.

Britos Venturini murió camino al hospital.

El accidente se registró a las 10.05 del miércoles, cuando el avión se precipitó a tierra a unos 10 kilómetros al norte de Villa Valeria, sobre un sector del establecimiento La Primavera, casi en el límite con la provincia de San Luis.

El avión, denominado Halcón luchador, es un cazabombardero estadounidense que fue armado para la Fuerza Aérea Argentina en 1995. Pertenece a la V Brigada Aérea con asiento en Villa Reynolds (San Luis), desde donde se activó el plan de emergencias interno.

El cuerpo sin vida del piloto fue trasladado durante la tarde del jueves a la morgue del Hospital San Antonio de Padua de la ciudad cordobesa de Río IV por orden del juez Federal Carlos Ochoa, que investiga el suceso.

Según consignó el Diario Puntal de Río IV, se pudo confirmar que el mantenimiento de las aeronaves como la que se accidentó en Villa Valeria se realiza en el Área de Material de Río Cuarto. Este trabajo implica, entre otras cosas, las inspecciones periódicas según las horas de vuelo que registran, y otras revisiones de mayor envergadura.

Los restos del avión de la Fuerza Aérea que se estrelló al sur de Córdoba.

Los restos del avión de la Fuerza Aérea que se estrelló al sur de Córdoba.

En lo que hace puntualmente al mecanismo de escape ante siniestros, fuentes consultadas por este diario señalaron que los asientos eyectables son revisados por una empresa privada, mientras que el Área de Material de Río Cuarto se encarga, en estos casos, de controles menores.

Lucía Storani, secretaria penal del Tribunal Federal de Río Cuarto, precisó que rápidamente se ordenaron medidas que hacen a la investigación del accidente aéreo y las circunstancias que rodean a la muerte del capitán Gustavo Britos. Sobre este punto, explicó que “interviene una junta de investigación de accidentes de aviación, especialmente conformada para el caso por las Fuerzas Armadas, que reportan al Juzgado Federal de Río Cuarto para avanzar con la investigación”.

El piloto fallecido había alcanzado el rango de capitán, tenía 34 años de edad y era nativo de Paraná, Entre Ríos. Luego de sus estudios iniciales en la II Brigada de la Fuerza Aérea Argentina, con asiento en la misma ciudad, continuó con su formación en Córdoba capital. En la actualidad, cumplía tareas de prueba que se coordinaban desde la base puntana de Villa Reynolds.

San Luis. Corresponsal

AS