Economía

Canje de deuda: adhirieron dos fondos y celebraron los mercados

Canje de deuda: adhirieron dos fondos y celebraron los mercados

La oferta de canje que la Argentina presentó a los bonistas, y que implicó una mejora en un 37% en promedio en su valor cuando se la compara con la primera, tuvo una buena recepción ayer en diferentes planos.

El más importante fue el que se dio por parte de algunos fondos de inversión que tienen deuda argentina: se trata del aval de Gramercy y Fintech Advisory, que manifestaron a través de un comunicado que tomaban con “beneplácito el anuncio por parte de la República de Argentina, incluidas las mejoras en los términos y condiciones de su oferta original del 21 de abril de 2020”.

“Esperamos apoyar la oferta de Argentina, ya que prevé la sostenibilidad de la deuda que es crucial para un crecimiento económico duradero, alto e inclusivo", aseguraron.

Si bien el peso del total que representan estos dos se calcula que es bajo (menor al 5% del total), se trató de una primera señal desde los fondos de inversión. Tanto Gramercy como Fintech ya estaban más cercanos al Gobierno y se escindieron del grupo de bonistas en el que estaban, el Comité de Acreedores, que aún no manifestó su postura.

También desde el jefe de asesores económicos de Pimco (otro fondo de relevancia) hubo un respaldo. Mohamed A. El-Erian escribió un artículo para la agencia Bloomberg en la que sostiene que “la propuesta de deuda de Argentina ofrece un gran avance, merece apoyo".

"Ahora existe la posibilidad de anclar una de las reestructuraciones soberanas más grandes de la historia, incluso en medio de Covid-19", escribió.

La gran incógnita es si BlackRock, el más duro en las negociaciones, adherirá a la propuesta. Se espera que una vez que se formalicen todos los pasos desde la Argentina y se conozca la letra chica este fondo emita su respuesta a través del grupo que los representa, el Ad Hoc.

También resta saber la posición del otro grupo, la de Tenedores de Bonos de Canje (alineado con Ad Hoc), que es de hecho el que tienen títulos que se emitieron en las operaciones de deuda de 2005 y 2010 y que ahora tienen un tratamiento un poco mejor que el resto.

En el Gobierno consideran también clave el acompañamiento de los minoristas. Es por eso que esperan que los bancos de inversión en Estados Unidos y en Europa empiecen no solo a enviar correos electrónicos avisando de la operación de deuda argentina, sino que además los asesoren y, así, quizá, sumar voluntades.

Además de las reacciones iniciales por parte de algunos fondos de inversión, el mercado recibió con marcado optimismo la propuesta de canje. Lo bonos subieron hasta 10% mientras que en Wall Street las acciones de las empresas argentinas treparon hasta 40%. Así, el riesgo país cedió hasta un mínimo que no tocaba desde fines de febrero.

También empresarios y economistas opuestos al Frente de Todos mostraron acompañamiento. El más notorio fue el del ex ministro de Finanzas y ex presidente del Banco Central, Luis “Toto” Caputo, que fue de hecho el que gerenció el endeudamiento durante la gestión de Mauricio Macri. “Muy buena propuesta de canje. Con niveles aceptables para los acreedores y acordes a las posibilidades del país. Muy buen diseño de los incentivos, desalentando el ser holdout. Una propuesta justa que debiera tener una alta participación”, escribió en su cuenta de Twitter.

También el ex ministro de Economía Domingo Cavallo dijo que se trataba de una “buena propuesta” y la calificó de “razonable”.

El ex vice presidente del BCRA, Lucas Llach, también dijo en la red social del pajarito que le parecía “sensata y compatible con lo que una Argentina con dificultades puede pagar en un mundo también difícil”.

En medio de una jornada que marcó el termómetro de cómo fue recibida la nueva propuesta de canje se conoció que Ecuador alcanzó un acuerdo principal con algunos acreedores para reestructurar deuda por US$ 17.400 millones. Entre los acreedores se encuentran Ashmore, BlackRock, Bluebay y AllianceBernstein.

De acuerdo a cálculos del economista Leonardo Chialva, de la consultora Delphos Investment, si se replicaran las condiciones de la propuesta que hizo el país presidido por Lenin Moreno a la Argentina implicaría un valor presente neto superior al actual: llegaría a los 70 dólares, frente a los 53 que ofrece el equipo de Martín Guzmán hoy.

Pero claro, Ecuador, un país sin moneda propia (está dolarizado) tiene la urgencia de volver a los mercados para financiarse ante la imposibilidad de emitir, como recurso último que es de hecho lo que hace hoy la Argentina.