Economía

Coronavirus en Argentina: cómo funciona la cuarentena total en Italia y España

Coronavirus en Argentina: cómo funciona la cuarentena total en Italia y España

Con la inminente declaración de la cuarentena total por el coronavirus en Argentina, se espera que, si se aplica efectivamente esta medida, la gente no podrá salir de sus casas salvo para cuestiones de extrema necesidad, como comprar alimentos o medicamentos.

Si bien no hay precisiones, mirar lo que está sucediendo en Italia y en España ​puede ayudar a entender cómo se efectivizaría esta disposición.

En España, por ejemplo, entró en vigor el estado de alarma hace cinco días. Desde entonces, solo se permite salir de casa a quienes deban ir a trabajar -si no pueden hacerlo desde sus hogares-, al médico o a centros sanitarios, a comprar alimentos, remedios y productos de primera necesidad, a acompañar o cuidar a niños, ancianos, discapacitados o personas en estado de vulnerabilidad.

Con el transporte público restringido, sí está permitido que circulen autos particulares, pero ocupados por una sola persona, salvo en casos de quienes necesiten moverse acompañados.

En las calles de Madrid, por ejemplo, se ha visto pasar a vehículos oficiales con altoparlantes que piden a los vecinos que no salgan de sus casas. La Policía Municipal patrulla, y si ve gente que aparentemente no cumple con los requisitos de excepción, preguntan a dónde están yendo. Pero no hay, como en Italia, un documento de auto certificación o permiso para circular, que tienen por ejemplo las personas que por su trabajo deben sí o sí salir, o para hacer compras en supermercado, o casos de extrema necesidad.

Hay policías en ciertos cruces de rutas, controlando si se tiene la "autocertificazione", y a quienes no cuentan con este formulario les hacen  una multa de más de 200 euros. También en Italia, las pantallas de TV y estaciones de radio emiten todo el tiempo mensajes con las medidas preventivas. Allí, los supermercados están abiertos, pero con líneas en el piso delimitando el metro de distancia, y alcohol en gel y guantes de polietileno en la entrada para reducir riesgos. Las farmacias son los otros locales que permanecen con las persianas levantadas, pero con la restricción de que pueden entrar solo un cliente a la vez. Todos los demás comercios, incluidos los bares y restaurantes, fueron cerrados.

En España, en tanto, negocios de alimentos, supermercados, farmacias, kioscos, bancos, peluquerías, tintorerías, oficinas de correo todavía siguen abiertos. Aquí, la gente puede sacar a pasear el perro, pero los runners tuvieron que suspender sus entrenamientos. Los pacientes psiquiátricos o discapacitados que necesiten salir por motivos terapéuticos pueden hacerlo acompañados.

En ambos países, la cuarentena también puede “romperse” por otro motivo: los hijos de padres separados. Ir de la casa de uno de los padres a la del otro es una de las razones de excepción.

Informe: Marina Artusa (Desde Madrid)