Economía

Coronavirus en Argentina: no recibió plasma, pero mejora el paciente del Santojanni que en un crudo video lo pedía "para no morir"

Coronavirus en Argentina: no recibió plasma, pero mejora el paciente del Santojanni que en un crudo video lo pedía

Oscar Gómez, un asmático crónico de Mataderos, dejó de ser un infectado más con coronavirus de la Ciudad cuando se grabó desde una de las camas de covid-19 del Hospital Santojanni y apuntó que "el plasma que salva vidas" sólo es "para políticos y ricos". El mensaje, en clara alusión a a Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora​ que lo recibió y fue dado de alta el jueves, abrió la polémica sobre el plasma "a demanda" y llevó a que familiares de otros pacientes también reclamaran plasma.

Pese al revuelo y a que hasta Insaurralde salió a contestar ("No me lo dieron por ser yo"), Oscar nunca recibió plasma. Aun así, este sábado, mejoró "muchísimo". Ni siquiera necesita la máscara de oxígeno que usó cuando grabó el mensaje con su celular y lo subió a las redes.

Según dijeron a Clarín desde el Santojanni, además de que en ese hospital no se aplicaba este ensayo clínico, el paciente no era candidato a recibirlo porque su estado no era grave, saturaba bien de oxígeno y no requería asistencia respiratoria, lo que exige el protocolo para su administración. Había que esperar su evolución. Que resultó favorable.

El ensayo clínico con plasma de recuperados -que transfiere los anticuerpos de quienes estuvieron enfermos y generaron defensas contra el virus- en pacientes con covid-19 activo está en etapa experimental. No es un procedimiento que científicamente se haya aprobado como tratamiento del coronavirus. Pero sus resultados son favorables, lo que permite que -consentimiento firmado mediante- se administre a los internados.

"El viernes se firmaron los protocolos para que podamos interactuar con este ensayo clínico. El paciente podría recibir plasma (si el cuadro de Oscar se agravase) en este hospital, es lo que me informó el médico. Aún no estamos autorizados por el comité de bioética del hospital. Posiblemente eso será el lunes. Por eso, los familiares quieren hasta derivarlo al Hospital Durand (que sí lo realiza). No es factible, porque todos los hospitales públicos están prácticamente saturados", dice a Clarín Federico Charabora, que hace cinco años dirige el Santojanni, desestimando la posibilidad de sobreexigir a otro centro de salud para el traslado de un paciente que no está en el protocolo de aplicación de plasma.

El video de Oscar generó tanto revuelo que hasta el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, fue consultado por la cúpula de las autoridades de ese hospital sobre este paciente en particular. El funcionario, que es la única voz pública de ese ministerio, fue claro: "Autorizamos el tratamiento sólo si el comité científico del Santojanni autoriza el protocolo. La decisión es clínica".

Así, separó la línea política de las decisiones de los profesionales de salud que asisten a Gómez desde el domingo pasado, cuando llamó al SAME por un cuadro febril y problemas para respirar. Ese mismo día quedó internado, se le realizó el hisopado y se confirmó que tenía coronavirus. Hacía una semana había comenzado con dolores gástricos y vómitos, parte de los síntomas del virus.

Al ser asmático crónico, Oscar, según dijo, se había "cuidado muchísimo" durante la cuarentena y hasta había cerrado su kiosko para no ponerse en riesgo y proteger a su madre, de 77 años, a quien asiste por tener diabetes tipo 2 y requerir chequeos constantes de glucosa y correcciones de esos niveles con inyecciones de insulina.

Noelia Gómez, su hija de 26 años, se mudó de Lanús a la casa de su padre para seguir al cuidado de su abuela. "El jueves el parte médico decía que mi papá tenía afectados los pulmones y que eso lo llevaba a poder ser candidato al plasma. Pero no permitían el traslado a un hospital que sí lo hiciera. Ahora me dicen que mejora", dijo Noelia este viernes a Clarín, desde la puerta del ministerio porteño en Ciudad Oculta.

"Vine, sé que me expongo a un riesgo al salir, pero necesito que ayuden a mi papá. Por teléfono nadie me atiende del Santojanni más que en el número que me dieron para recibir el parte. Lo están dejando 'estar' a ver qué pasa. No me puedo quedar en casa", cerró Noelia.