Economía

Créditos personales: bancos salen a ofrecer refinanciación para prevenir la mora

Créditos personales: bancos salen a ofrecer refinanciación para prevenir la mora

Los créditos personales están dando señales de vida. El crecimiento de agosto no sólo habla de una dinamización después de la fuerte retracción en el comienzo de la cuarentena sino de un regreso incluso a niveles pre-pandemia.

Es que los bancos están reactivando la oferta en general pero proponiendo, sobre todo, la posibilidad de refinanciación a quienes están más "ahorcados" en materia de ingresos. Una estrategia que busca intervenir antes que la morosidad se convierta en un dolor de cabeza.

"Muchas familias vieron reducidos sus ingresos y los bancos buscamos es adecuar sus compromisos a lo que pueden pagar para que en función de sus nuevos flujos, no se sientan estrangulados", cuenta un alto ejecutivo de un banco.

"Nos acercamos con una propuesta de refinanciación preventivamente. Después, por supuesto, también hay sectores que están en condiciones de aprovechar alguna oportunidad y simplemente les sirve la financiación", agrega.

Los números del Banco Central muestran claramente este regreso de los créditos personales: en agosto crecieron $ 3.859 millones, después de un tibio repunte en julio de $ 245 millones.

Pero en los tres meses anteriores el stock -que hoy suma $ 407.000 millones- cayó, es decir, que las cancelaciones superaron las nuevas colocaciones. En junio retrocedió $ 418 millones, en mayo, $ 5.283 millones y en abril, $ 2.781 millones.

La tasa promedio del sistema está estabilizada desde hace unos meses en torno al 50%, según el BCRA, por encima de la tasa para la financiación con tarjeta de crédito (42%).

En cuanto a la morosidad en créditos destinados a familias, se ubica en el 3%, lejos del 6,8% de las empresas e incluso por debajo del 4,9% de hace un año.

Esto se debe a que se relajaron los parámetros de clasificación de las personas deudoras así como a la normativa sobre incorporación de cuotas impagas al final de la vida de los créditos en un intento por atemperar el shock financiero de la pandemia.

Las colocaciones hoy se realizan en forma creciente por el canal digital. Pero en estos casos, en los que las entidades se acercan a un cliente que apuesta a estar mejor parado en unos meses, muchos préstamos se cierran todavía en la sucursal. Después de todo, se asume una obligación a varios años y la ola de digitalización aún no desplazó del todo el cara a cara.

“La venta de préstamos personales se ha dinamizado porque se está contactando a los clientes que pueden tomarlos y muchos de ellos están necesitando refinanciar sus cuentas", confirma Milagro Medrano, gerente de Relaciones Institucionales y Atención al Cliente del Banco Macro, quien también recalca el crecimiento en la venta a través de las sucursales.

Pero las estrategias varían. En otro banco también cuentan cómo han salido nuevamente con la oferta de personales, aunque enfocada en los canales digitales. Y reconocen que el timing responde también a la necesidad de tener primero una lectura más clara de la evolución de la morosidad en líneas como las tarjetas, con tope de tasa, refinanciaciones oficiales (plan de 9 cuotas) y acreditación de créditos "tasa cero" (para autónomos y monotributistas).

"Algunos bancos empezamos a dar créditos personales nuevamente, actividad que estaba bastante frenada por varias causas, entre ellas poder poner en orden primero la situación de aquellos clientes que habían tomado las refinanciaciones del Banco Central. Así que reactivamos las ofertas para tomarse a través de Internet para que la gente no vaya a las sucursales y está funcionando muy bien", comentan.

Suman en otra entidad: "Estamos volviendo a acelerar en la colocación de préstamos personales tradicionales (no UVA) trabajando para aumentar fuertemente la base de clientes pre-calificados y mejorar la oferta de los actuales. Ya instrumentamos varias campañas para comenzar a ser gestionadas a partir de estos días". Y añaden que la oferta en los canales digitales contempla condiciones incluso mejores que pre-pandemia.

En el Banco Provincia, también registraron un fuerte repunte de esta línea. "Las colocaciones subieron en agosto alrededor del 32% respecto de julio, al pasar de $ 1.460 a $ 1.927 millones. En lo que va del año ya llevamos otorgados más de $ 14.000 millones en asistencia a personas. El 66% de estos préstamos se otorgan por el canal digital".

En el ICBC corroboran esta tendencia. De hecho, en relación al año pasado, abril y mayo mostraron una caída del 49% y 48,1% respectivamente, comparten. Pero la mejora comenzó a verse en junio. Para julio el aumento de las ventas fue de 75,5% y en agosto, de 46,7%.

Más allá de costumbres arraigadas, mucha gente está adoptando los canales digitales, incluso para tomar decisiones financieras de mediano plazo. "El incremento de ventas a través de acces banking creció de forma exponencial ya que fue de 48% versus un 29% en el mismo período de 2019", cuentan en el ICBC.

GB