Economía

Desde el año que viene se podrá hacer turismo en la Estación Espacial Internacional

Desde el año que viene se podrá hacer turismo en la Estación Espacial Internacional

La agencia espacial estadounidense, NASA, anunció ayer que abrirá en la Estación Espacial Internacional (EEI) un centro de operaciones para las actividades de empresas comerciales, lo que incluirá estancias turísticas de hasta 30 días para astronautas del sector privado. El anuncio se hizo en la sede del Nasdaq, el mercado de valores en el que cotizan las grandes compañías tecnológicas.

“La NASA autorizará dos misiones cortas de astronautas privados por año. Aunque esos astronautas no trabajarán para la NASA, recibirán instrucción para garantizar las misiones espaciales”, precisó Robyn Gatens, director adjunto de la estación. “Las misiones durarán hasta 30 días en órbita, pero no habrá salidas al vacío espacial”.

Estación Espacial Internacional. Las visitas turísticas serán de hasta 30 días.

Estación Espacial Internacional. Las visitas turísticas serán de hasta 30 días.

El costo de la estancia será de unos 35.000 dólares por noche, pero esa cantidad no incluye el transporte ni el entrenamiento previo necesario para poder viajar al espacio. Y cada viaje tendrá un costo total de unos 50 millones de dólares.

Según lo informado, los visitantes a la EEI, que orbita a 408 kms de la Tierra, podrán ser de cualquier nacionalidad. Hasta ahora dos compañías, SpaceX y Boeing, están desarrollando cápsulas para transportar humanos al espacio y llevarán hasta 12 turistas-astronautas al año. En paralelo, se quiere establecer un ecosistema de módulos que permitan producir y experimentar en el espacio.

El presidente Donald Trump está apostando fuerte por la privatización del negocio espacial. La idea de darle un uso comercial no es nueva: ya la han tanteado otras administraciones desde hace tres décadas.

“La comercialización de la EEI permitirá que la NASA enfoque sus recursos en el envío del próximo hombre y la primera mujer a la Luna en 2024”, agregó el principal funcionario financiero de la NASA, Jeff DeWit, que sostuvo “que no se busca ser rentable, sino dotarse de los recursos necesarios para poder seguir explorando el espacio”.

Por su parte, la portavoz de la agencia espacial, Stephanie L. Schierholz, apuntó que “la EEI está abierta a los negocios”.

Representantes de más de 20 compañías se sumaron a los funcionarios de la NASA, en el anuncio de esta nueva opción, en un momento en que la agencia prepara su programa Artemis con la meta de volver a enviar astronautas a la Luna en 2024.

“La oferta de oportunidades ampliadas en la EEI para la manufactura, comercialización y promoción de productos y servicios comerciales, ayudará a expandir los mercados de exploración espacial para muchas compañías”, señaló la agencia en un comunicado.

Serán misiones con financiación privada, con transporte hasta la EEI a cargo de vehículos de empresas, como los ya autorizados Crew Dragon de SpaceX y Starliner de Boeing.

La NASA presentará una lista de precios por el uso del alojamiento, los suministros, el almacenamiento y los datos. En la estación espacial, un proyecto en el que intervienen 15 países, se pondrá a disposición de las actividades comerciales la parte delantera del Nódulo 2 Harmoni, que albergará a los astronautas del sector privado. Los turistas que viajen a la EEI no serán los primeros, ya que el empresario estadounidense Dennis Tito estuvo en 2001, tras pagar 20 millones de dólares.

Actualmente hay 50 compañías que llevan a cabo investigación comercial y desarrollo sobre la estación especial, a través del Laboratorio Nacional de EE.UU. y, según la NASA, los resultados son prometedores.

La NASA pretende acabar su respaldo a la EEI en 2024, ya que tras dos décadas en servicio la estación se aproxima al término de su vida útil, por que en lugar de abandonarla la agencia estadounidense ha iniciado la transición de operaciones al sector privado.

RB