Economía

Día de la escarapela: por qué se celebra el 18 de mayo y cuándo se uso por primera vez

Día de la escarapela: por qué se celebra el 18 de mayo y cuándo se uso por primera vez

El Día de la Escarapela es una tradición que ya lleva 79 años. El Consejo Nacional de Educación estableció en 1941 al 18 de mayo como fecha para recordar a esta insignia nacional junto con la obligatoriedad de ser recordado en todas las escuelas de la Argentina​.

La conmemoración se sumó oficialmente al Calendario Escolar en 1951 junto con la obligatoriedad de realizar actos conmemorativos en todos los colegios primarios de la Argentina.

Antes de su aprobación inicial, los grandes promotores de esta fecha fueron los profesores Benito Favre y Antonio Ardissono, director y vicedirector de la Escuela N° 11 de Buenos Aires en el año 1934.

“30 escarapelas y ninguna flor”. La obra realizada en 2017 por la agrupación Diseñadores de Interiores Argentinos Asociados, en la casa de Victoria Ocampo de Barrio Parque. Foto/Archivo

“30 escarapelas y ninguna flor”. La obra realizada en 2017 por la agrupación Diseñadores de Interiores Argentinos Asociados, en la casa de Victoria Ocampo de Barrio Parque. Foto/Archivo

La propuesta original era para el 20 de mayo, pero las autoridades la adelantaron dos días.

Durante la Semana de Mayo (22 al 25 de mayo) se utiliza la Escarapela como símbolo patriótico. En épocas de la Revolución era utilizada para identificar a los adherentes a la causa.

El origen de la insignia patria

El logo del Bicentenario realizado por Hernán Berdichevsky. Foto/archivo

El logo del Bicentenario realizado por Hernán Berdichevsky. Foto/archivo

La Escarapela Argentina fue creada en 1812 por el Primer Triunvirato de Gobierno integrado por Manuel de Sarratea, Juan José Paso y Feliciano Chiclana, por solicitud del Gral. Manuel Belgrano.

Una escarapela, herencia del legado del Primer Triunvirato de 1812. Foto/ Archivo

Una escarapela, herencia del legado del Primer Triunvirato de 1812. Foto/ Archivo

Belgrano cursó su pedido expreso el 13 de febrero de ese año pidiendo los colores celeste y blanco, basándose en que los cuerpos del Ejército usaban escarapelas de distintos colores y era necesario uniformarlos a todos.

El 18 de febrero de ese año el Gobierno reconoce la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata con los colores blanco y azul celeste. El rojo o encarnado fue omitido para no confundirlo con el color similar de las cucardas realistas.