Economía

Día de San Cayetano: oración para conmemorar al patrono del pan y del trabajo

Día de San Cayetano: oración para conmemorar al patrono del pan y del trabajo

Cada 7 de agosto se celebra el Día de San Cayetano​, el patrón al que los fieles le piden pan y trabajo. La vida de este Santo se caracterizó por ayudar al prójimo, por su entrega a las personas más necesitadas y, sobre todo, se destacó por su manera austera de vivir, entregando todo lo que tenía.

El origen de esta celebración se remonta al 7 de agosto de 1547, el día de la muerte de San Cayetano. El presbítero italiano nació en el seno de una familia acomodada, pero desde joven supo que su objetivo era ayudar y servir a los demás. En efecto, todo los ajeno a esto, era algo superfluo y no necesario para poder vivir en plenitud.

Hijo del Conde Gaspar de Thiene y María di Porto, San Cayetano nació en el seno de una familia noble y su vida parecía acomodada. Sin embargo, tras recibirse de abogado en la Universidad de Padua, el presbítero italiano se entregó a la austeridad, entregando todo lo que tenía.  

San Cayetano. Las espigas de trigo, que simbolizan el pan, no pueden faltar en la celebración. Foto/ Luciano Thieberger.

San Cayetano. Las espigas de trigo, que simbolizan el pan, no pueden faltar en la celebración. Foto/ Luciano Thieberger.

Brindándose a los más pobres y sin pretender ningún tipo de reconocimiento ni de honores, cuando miles y miles de personas lo estaban pasaban muy mal, San Cayetano fue un convencido de que la Iglesia debía servir a los más pobres y que el clero debía tenía como objetivo renovar el espíritu y la labor misionera de los sacerdotes.

Los fieles de San Cayetano, antes de la pandemia de COVID-19 convocaba multitudes. Foto/ Luciano Thieberger.

Los fieles de San Cayetano, antes de la pandemia de COVID-19 convocaba multitudes. Foto/ Luciano Thieberger.

Es por eso que en la Argentina se lo recuerda año tras año, en todo el país. Y se lo suele hacer con la Oración para conseguir trabajo, que es rezada y repartida en estampitas con la imagen del Santo.

La misa a San Cayetano en tiempos de coronavirus

Las espigas de trigo. Podrán ser recogidas en el templo, pero la misa será transmitida vía streaming. Foto/archivo

Las espigas de trigo. Podrán ser recogidas en el templo, pero la misa será transmitida vía streaming. Foto/archivo

Autoridades de la parroquia San Cayetano, del barrio porteño de Liniers, informaron que este 7 de agosto el templo estará abierto desde las 7, se podrá venerarlo y retirar las clásicas espigas con estampita respetando el distanciamiento social y las normas del protocolo sanitario, y que se realizarán misas sin la presencia de fieles.

"Estamos en un tiempo muy difícil, muy apretados también, con mucha angustia. El tema del trabajo es una preocupación de todos los padres de familia", dijo el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, en un mensaje enviado a los fieles devotos de San Cayetano en vísperas de su fiesta.

Víspera de San Cayetano en el santuario de Liniers en tiempos de COVID-19 Foto/ Mario Quinteros

Víspera de San Cayetano en el santuario de Liniers en tiempos de COVID-19 Foto/ Mario Quinteros

"No vamos a poder ir a los templos, van a estar cerrados", anticipó el cardenal.  "No podemos tener mucha aglomeración de gente, en este tiempo se reúne mucha gente en los dos santuarios", detalló, convocando a los fieles para que "recen desde sus casas, que prendan una vela a San Cayetano, que tienen en sus altarcitos", porque "Dios sabe escuchar la oración de los devotos donde se encuentren".

"Nosotros celebraremos las misas dentro del santuario, que podrán ver por televisión y por las redes, y vamos a poner las intenciones de todos ustedes. Que esta peregrinación no sea con los pies sino con el corazón", señaló

Espigas de trigo. Para que el pan nunca falte en las mesas de los argentinos. Foto/archivo

Espigas de trigo. Para que el pan nunca falte en las mesas de los argentinos. Foto/archivo

Oración de San Cayetano

¡Oh glorioso San Cayetano Padre de la Providencia!, no permitas que en mi casa me falte la subsistencia y de tu liberal mano una limosna te pido en lo temporal y humano.

¡Oh glorioso San Cayetano!, Providencia, Providencia, Providencia.

(Aquí se pide la gracia que se desea conseguir) Padrenuestro, Avemaría y Gloria Glorioso San Cayetano, interceded por nosotros ante la Divina Providencia.