Economía

El pedido de Roberto Lavagna a Mauricio Macri por la deuda con el FMI

El pedido de Roberto Lavagna a Mauricio Macri por la deuda con el FMI

Roberto Lavagna, candidato a Presidente por la alianza Consenso Federal, insistió con que el Gobierno debe dejarle a la próxima administración -”cualquiera sea”- el camino despejado con el Fondo Monetario Internacional.

“Vengo insistiendo en que el Presidente debía empezar ya la negociación con el FMI, no con un cambio en las condiciones de fondo del acuerdo, pero sí tratando de alargar los plazos de vencimiento”, sostuvo en Radio La Red. “Tenemos que pagar en 2021 y 2022, sumas por encima de los US$ 50.000 millones, que evidentemente no existen. Yo les decía, ya que hay tan buenas relaciones con el exterior -esa es la versión oficial- intenten alargar esos plazos, de modo que el próximo gobierno encuentre un poco más despejado el horizonte para formular su propias medidas de política económica”.

El ex ministro de Economía advirtió que hizo este llamado a la negociación en mayo pero no fue escuchado “hasta que hace 15 días, el Gobierno aceptó que tiene que intentar un alargamiento de estos plazos”.

Lavagna, que negó que Alberto Fernández le haya ofrecido ser canciller o “cualquier otra cosa”, dijo que, si triunfa, el Frente de Todos tiene gente para “asumir las responsabilidades”.

Sobre la crisis actual, consideró que es una repetición de situaciones anteriores, que se dieron en los 70 y en los 90. “Esa incapacidad del país de resistir propuestas de ingresos de capitales muy especulativos que vienen a hacer una gran diferencia entre la tasa de interés local y la mundial”.

Para Lavagna, “se cae una y otra vez en la trampa hasta llegar al punto en el cual esos capitales empiezan a retirarse, como ahora, y hay insuficiencia de dólares para devolver lo que se tomó. Es extraño que se repita una y otra vez y que no se entienda que este proceso iba a terminar de esta manera”.

Sin embargo, no cree que sea una postura ingenua. “Hay intereses muy fuertes en el seno de la economía argentina que tienen relación con ciertos fondos financieros internacionales, que no es que no entiendan sin que quieren un proceso de este tipo, en busca de ganancias muy rápidas. En un mes se podía ganar en la Argentina lo que llevaba 10 años en el exterior”.

De todos modos, dijo que -con las últimas medidas- “pareciera que las cosas están un poco más bajo control. Finalmente el Gobierno se rindió ante la evidencia de que había instrumentos económicos que se podían usar para evitar un descontrol total, se negaba por razones ideológicas, porque era reconocer que se había equivocado desde el principio. Es evidentes que vamos a tener dos o tres meses de tasas de inflación alta”.

Sobre las próximas elecciones, el economista sostuvo que “Argentina se mueve entre el bombo y la patria financiera”, que comparó en los últimos años con Cristina Kirchner y Mauricio Macri y que “desde el principio hemos planteado un camino del medio, que evite volver a caer en este péndulo”.

NE