Economía

Hay más educación sexual en el aula, pero aún se prioriza el enfoque biológico

Hay más educación sexual en el aula, pero aún se prioriza el enfoque biológico

El Ministerio de Educación nacional presentó ayer un informe que trae buenas y malas noticias para quienes vienen peleando para que se garantice la Educación Sexual Integral (ESI) en todo el país. Primero, las buenas: en casi todas las escuelas argentinas (el 98%) se trabaja algo de educación sexual. Pero las no tan buenas: en la mayoría de los casos, la ESI se trata con un enfoque tradicional, que prioriza los aspectos biomédicos. Mientras que otros temas, como la prevención de enfermedades de transmisión sexual y el embarazo, por ejemplo, siguen quedando en un segundo lugar: más de la mitad de los estudiantes no recibe esta formación. Dicho de otro modo, la ESI avanza, pero por ahora es más Educación Sexual a secas, sin la “I”, de Integral.

El trabajo recoge los testimonios de los alumnos de sexto grado del país, más sus maestros y directores, que respondieron el cuestionario complementario de la prueba Aprender.

ESI en sexto grado

De los testimonios surgen algunos datos interesantes. Por ejemplo, que la cuestión de cómo evitar el abuso sexual (sólo el 37% dijo haberlo visto en clase) y la prevención del maltrato (55%) están entre los temas menos hablados en clase, pero al mismo tiempo con mayor demanda de información por parte de los alumnos. La cuestión de la diversidad de las personas, en tanto, también está entre los temas menos hablados en clase, pero en este caso entre los menos demandados por los estudiantes

Hay datos curiosos. El tema embarazo se da más en escuelas de gestión privada que en pública. La provincia que más ESI da es la de Buenos Aires. “Lo que destaco de este informe es que nos permite empezar a hablar sin prejuicios y con información sobre lo que pasa dentro de las escuelas”, dijo a Clarín Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación nacional.

La funcionaria afirmó que la gestión que está terminando distribuyó material de ESI en todo el país, contribuyó a la sanción de una resolución que fijó los contenidos mínimos de ESI e impulsó un programa de formación docente. “Incrementamos exponencialmente la inversión para ESI. De $ 38 millones en 2018 se pasó a 100 millones este año”, dijo.

“El estudio muestra cómo aún los chicos no reciben ESI en la escuela y en los de primaria el tema es más notorio. Los docentes tienen tendencia a hablar y dar las clases de los temas biológicos o menos comprometidos como los derechos de niños o la privacidad. Pero el abuso sexual o las percepciones y cambios en la adolescencia no”, dijo a Clarín Mabel Bianco, especialista en el tema.

“Estamos hablando de sexto grado de primaria y, por lo que se ve, los resultados son interesantes. Quedan desafíos por delante. Está claro que los temas que menos se dan son los más difíciles de tratar a esa edad. Uno de los que más demandan los chicos hoy es el cuidado del propio cuerpo. Y hay otros temas, como los de diversidad sexual, sobre los que los docentes están pidiendo más información”, agregó Duro.

Es interesante también lo que surge cuando se cruza la edad de los docentes con las cuestiones tratadas. Temas como prevención de enfermedades de transmisión sexual, embarazo y métodos anticonceptivos baja notablemente en su tratamiento a medida que los docentes suben en edad, mientras que en temas como vulneración de derechos y prevención del grooming pasa lo contrario.

Siete de cada diez docentes dicen haber recibido capacitación. Pero señalan la prevención del grooming, la vulneración de derechos (abuso sexual, violencia de género y trata de personas) y las nuevas formas de masculinidad y femineidad en el marco de la equidad de género como los principales temas sobre los que les gustaría recibir más capacitación.

“Este informe indica que la capacitación de los docentes requiere una mayor profundización para poder revisar sus propios sentimientos y conocimientos. Y además debe ser reiterada: no alcanza una sola vez sino que luego de la primera capacitación y un tiempo de práctica, es necesario volver a revisar con ellos los problemas que encontraron y experimentaron”, concluye Bianco.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

  • Educación

Comentarios

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active
Cancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.