Economía

La odisea de la mujer encerrada por su ex que se las ingenió para pedirle ayuda a sus vecinos

La odisea de la mujer encerrada por su ex que se las ingenió para pedirle ayuda a sus vecinos

La Fiscalía Regional de Rosario pidió una pena única de 6 años de prisión para un joven acusado de golpear y encerrar a su ex pareja en una pensión de la zona sudoeste. Durante el juicio oral que comenzó ayer, los investigadores recordaron que la víctima se salvó gracias a una nota de rescate que llegó a manos del encargado del lugar.

Plácido Gastón Espinosa tiene 29 años y llegó al banquillo de acusados con una condena previa de 3 años. El fallo dictado el 7 de abril de 2017 se refería a otro episodio de violencia de género registrado en San Justo, unos 100 kilómetros al norte de Santa Fe. Esta vez, la víctima no sólo fue la muchacha con la que mantenía una relación, sino también su hija de 5 meses. Ambas fueron liberadas el jueves 28 de junio de 2018 después de pasar un día en cautiverio en una habitación en Caaguazú al 3900.

"Si escuchan ruidos es porque nos está golpeando", rezaba el pedido de auxilio manuscrito en un ticket de supermercado, según informó este jueves el diario La Capital después de la apertura del debate en el Centro de Justicia Penal. Del otro lado de la puerta, el papelito llegó a manos de unos niños que estaban en el pasillo y así el encargado llamó al 911. Eran las 21.30 cuando la policía intervino y constató que tanto la muchacha como la niña habían sido agredidas físicamente mientra estuvieron cautivas.

El caso quedó en manos de la fiscal Luciana Vallarella, que imputó al padre de la menor por privación ilegítima de la libertad y lesiones leves dolosas. Entre los agravantes se planteó la relación preexistente con la mamá, el vínculo de descendencia con la pequeña y el contexto de violencia de género. Durante la jornada inicial del juicio ante el tribunal que preside Ismael Manfrín, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) recordó que la joven de 20 años había sido golpeada en la cara, el cuello y los brazos.

Espinosa no estaba en la pensión cuando las fuerzas provinciales fueron a investigar la grave denuncia. Sin embargo, fue detenido el mismo día y lo trasladaron a la Comisaría 18° al cabo de un operativo que concluyó en Príncipe de Gales y Rueda, algo más de diez cuadras al noroeste del lugar donde había encerrado a su expareja y a la beba.

Rosario. Corresponsalía

PS​