Economía

Las aerolíneas extranjeras salen en defensa de LATAM

Las aerolíneas extranjeras salen en defensa de LATAM

La Cámara de Compañías Aéreas en Argentina ( Jurca), que agrupa a las aerolíneas extranjeras, respaldó el pedido de LATAM Argentina de utilizar el denominado "interchange" de aviones de diferente matrícula para cubrir la ruta que la empresa cubre diariamente entre Ezeiza y Miami, EEUU.

Ese pedido de LATAM Argentina fue formulado a comienzos de año, pero pasó a ser motivo de un conflicto político a partir de que 164 pilotos de esa línea aérea respaldaron el pedido de la empresa y pidieron al sindicato de pilotos, APLA, que les deje las manos libres.

La respuesta de APLA fue una medida de fuerza encubierta, el viernes, contra la política aerocomercial del Gobierno, según lo expresó el titular del gremio, Pablo Biró. Pero además de protestar contra el convenio que el Gobierno firmó con la autoridad aeronáutica de Estados Unidos, que eliminó el tope de frecuencias de vuelos entre los dos países, Biró dijo que las "asambleas" eran también contra LATAM Argentina y su política de "ceder rutas" a otras filiales del grupo.

A través de su director ejecutivo, Felipe Baravalle, Jurca manifestó su "rechazo" a las "medidas sindicales abusivas como las que afectaron las operaciones aéreas el pasado viernes, en vísperas del inicio del fin de semana largo". En un comunicado, la entidad agregó: “Este tipo de actitudes intempestivas sólo afectan a los pasajeros y perjudican profundamente a las compañías que generan empleo de calidad en nuestro país".

La entidad también "celebró" la enmienda al Acuerdo Bilateral firmada recientemente entre los gobiernos de Estados Unidos y nuestro país, "que facilitará las operaciones entre ambos países, brindará igualdad de oportunidades para la apertura de frecuencias y traerá beneficios a los pasajeros y a los trabajadores argentinos".

Sobre el final del comunicado, Jurca defendió el pedido de LATAM Argentina, filial de la aerolínea chileno-brasileña que es una de las principales socias de la cámara. "Apoyamos la implementación de modalidades operativas ya vigentes en todo el mundo, como el intercambio de aeronaves, que permitirá a las compañías locales no sólo mantener sus rutas y operaciones actuales, sosteniendo el empleo argentino, sino que además ofrecerá un mejor producto a pasajeros y clientes, al brindar mayor flexibilidad de itinerario, mejor servicio y aviones más modernos y eficientes operando en nuestro país con tripulaciones argentinas", agregó el comunicado que firma Baravalle.

El sábado la titular de LATAM Argentina, Rosario Altgelt, dijo a Clarín que la empresa ya no podrá seguir volando a Miami con su avión actual, un Boeing B767 de matrícula argentina (LV) con más de 20 años de antigüedad, a causa de un cambio en las regulaciones aerorocomerciales de Estados Unidos, que tornan obsoleto el equipamiento de ese avión.

Por tal motivo, agregó la ejecutiva argentina, LATAM Argentina pidió utilizar la figura del "interchange", que consiste en alquilar un avión con matrícula de otro país (en este caso serían nueve aviones B767 más modernos, todos de matrícula chilena) para que, una vez aterrizado en Ezeiza, se suba la tripulación argentina y efectúe el vuelo hasta Miami. 

Del mismo modo, otra tripulación argentina que espera en Miami vuelve esa noche a abordar un avión de matrícula chilena (que puede ser ese mismo equipo u otro de los nueve disponibles) para hacer el vuelo de regreso a Ezeiza. La principal diferencia es que los aviones chilenos no se quedan estacionados el resto del día, sino que despegan hacia otro destino, con otra tripulación: a las de origen chileno y ecuatoriano se sumaron, en el último año, tripulaciones de origen brasileño. Pero en el caso de la ruta Ezeiza Miami, Altgelt fue terminante: "Esa ruta sólo puede ser cubierta con tripulaciones argentinas, ya que así lo exige el Código Aeronáutico. Y así se lo hemos expresado a los gremios".

Altgelt agregó: "Si no podemos avanzar con esta figura del interchange, deberemos cancelar la ruta entre Ezeiza y Miami, ya que no dispondremos de los equipos que se nos exigen desde Estados Unidos".