Economía

Las medidas que lanzó el Gobierno tras las PASO tendrán un costo fiscal mayor al estimado

Las medidas que lanzó el Gobierno tras las PASO tendrán un costo fiscal mayor al estimado

Finalmente, las distintas medidas de corte fiscal anunciadas por el Gobierno tras las PASO tendrán un costo de más de $ 100.000 millones entre menor recaudación y mayores gastos, beneficiando en mayor medida a la clase media.

La Oficina de Presupuesto del Congreso Nacional (OPC) calculó el costo recaudatorio de algunas de esas medidas en $ 86.892 millones. Y estimó que la Nación absorbe el 45,5% de esa menor recaudación, mientras que las Provincias absorben el restante 55,5%.

Inicialmente, el ministro Hernán Lacunza había calculado el costo fiscal de las medidas en $ 59.986 millones. Ese dinero se financiaría –dijo- con una mayor recaudación ($ 54.841 millones), en especial por la incidencia de la mayor inflación sobre los precios de venta, quedando un remanente de déficit fiscal de $ 5.146 millones. Sin embargo, a los pocos días, en conferencia de prensa, Lacunza elevó las estimaciones a $ 80.000 millones.

De las principales medidas que afectan la recaudación, la de mayor impacto -por $ 43.529 millones- es la devolución y menor recaudación del Impuesto a las Ganancias por el aumento retroactivo del 20% del Mínimo no Imponible y las Deducciones Especiales. Esta medida beneficia a los empleados de mayor poder adquisitivo.

Le sigue -por $ 28.709 millones– la aplicación del IVA del 0% a los bienes de la canasta básica alimentaria.

La reducción para los autónomos del 50% del anticipo del Impuesto a las Ganancias de octubre y diciembre incide en $ 9.817 millones.

El congelamiento por 90 días del impuesto a los combustibles representan $ 3.038 millones.

La exención del componente impositivo en septiembre del Monotributo son $ 1.800 millones.

Además, hay que computar la menor recaudación por el descuento de hasta $ 2.000 sobre el aporte personal de los trabajadores en relación de dependencia durante los meses de agosto y septiembre de los empleados con una remuneración bruta mensual devengada menor a $ 60.000. Este descuento se financia con fondos del Tesoro Nacional para no afectar los recursos del Sistema Previsional.

A su vez, en septiembre y octubre hay un pago extra de $ 1.000 cada mes a los beneficiarios de la AUH que abarca a casi 4 millones de chicos. Suman unos $ 8.000 millones.

También habría que calcular la pérdida de recaudación por la menor actividad económica que se proyecta para estos meses, como resultado de la mayor inflación, mayor costo financiero e incidencia de las medidas de control cambiario sobre determinadas actividades.

NE