Economía

Las nueve parejas argentinas llegaron a Kiev y ya hacen la cuarentena para conocer a sus hijos nacidos por subrogación de vientre

Las nueve parejas argentinas llegaron a Kiev y ya hacen la cuarentena para conocer a sus hijos nacidos por subrogación de vientre

Tras dos días de viaje, las nueve parejas argentinas llegaron a Kiev y ya cumplen estricta cuarentena en un hotel de las afueras de la ciudad ucraniana. Cinco de sus hijos ya nacieron y los otros cuatro nacerán en las próximas semanas. Todos por subrogación de vientre. Las parejas pagaron entre 40 mil y 60 mil euros a una empresa que se llama Biotexcom. Por eso los bebés están en Kiev.

"Llegamos a Kiev esta madrugada, ya estamos en el hotel haciendo la cuarentena. Estamos todos muy bien, se nos hizo largo el viaje, fueron aproximadamente 20 horas de vuelo, más una hora y media de traslado de bus al hotel y aproximadamente 40 minutos de protocolo de desinfección antes de hacer el check in", cuenta a Clarín Andrea, una de las mujeres que viajó a conocer a su hijo, que ya nació.

Las nueve parejas están en el mismo hotel, que queda en las afueras de Kiev. "Están tomando extremas precauciones por la cuarentena, estamos cada uno en una respectiva habitación y no podemos salir de aqui. El hotel es confortable", asegura Andrea.

El clima está lluvioso y fresco en Kiev, hay unos 13° grados, casi igual que en Buenos Aires, de donde partieron el jueves. El viernes llegaron a Madrid y de allí tomaron un avión privado que financió un empresario llamado Ricardo Fernández Núñez.

Las parejas argentinas en Madrid, a punto de tomar el avión privado que los llevaría a Kiev.

Las parejas argentinas en Madrid, a punto de tomar el avión privado que los llevaría a Kiev.

"Vamos a tener dos semanas de cuarentena con la posibilidad de hacer un test de covid el 6 de junio, que es al finalizar la primera semana de cuarentena, y si da negativo solo tendríamos una semana y podemos ir a ver los bebes. Si da positivo a Covid hay que cumplir las dos semanas -detalla Andrea-. Desde el hotel recibimos whatsapp para informar cada mañana y cada tarde la temperatura. Nos dejaron un termómetro y tenemos una planilla para anotar".

La pandemia complicó los viajes de estas parejas al decretarse los cierres de fronteras internacionales en todo el mundo y sin vuelos comerciales. Por eso tuvieron que acudir a la embajada argentina en Ucrania, a Cancillería, a las autoridades consulares de ese país, y a la abogada Ana Rosenfeld para conseguir autorizaciones y asientos en un vuelo de repatriación. Y el empresario cordobés Fernández Núñez donó el vuelo charter de Madrid a Kiev.

Andrea dice que está "muyyyyyy" ansiosa: "Pero ya casi! Falta solo un pasito", dice. Ella está en Kiev porque fue a buscar a Nacho, su bebé, que nació el 29 de abril y que, como el resto de los recién nacidos, permanece en una nursery desde la que Biotexcom manda fotos a los padres y desde la que vio a su hijo a través de algunas videollamadas.

"Al llegar a Kiev nos esperaba en el aeropuerto la Embajadora, que trajo una bandera de Argentina, el Cónsul, autoridades de la Clinica y varios medios ucranianos", cuenta Andrea. Después los llevaron al hotel donde están ahora y luego, al terminar la cuarentena irán el hotel de la clínica donde están los bebés: "Todos nos hospedaremos ahÍ y podremos estar todo el tiempo con nuestros bebés".

La fecha de regreso aún es una incógnita: "No tenemos fecha de regreso, no sabemos cuando vamos a volver -dice Andrea-. Por el momento están todos los aeropuertos cerrados".