Economía

Lo que se dice en las mesas

Lo que se dice en las mesas

Axel monopolizó la atención de las mesas de dinero esta semana. Obligó a intensos “conference calls” con Nueva York y Londres. El vencimiento del bono bonaerense fue usado como mascarón de proa de la reestructuración de la deuda argentina. Así lo leyeron en el mercado. “Nadie cree que Kicillof se movió solo”, confió un allegado al ministro Guzmán a hombres del mercado. Si bien la primera reacción fue negativa sobre la base de que se había generado un cortocircuito, el tema se fue tranquilizando bajo la lectura de que fue una movida ajedrecística coordinada. Claro que todavía Axel debe conseguir el 75% de adhesión. El resto es humo. Comienza nueva fase del dilema del prisionero hasta el 31-M.

Los que están muy activos son los fondos locales con el desarme de Pases antes de fin de mes (que resurgieron tras el reperfilamiento de las Letes). Es que ahora no les queda otra opción que volver a morir en una cuenta remunerada (son a la vista, no son cajas de ahorro). En un meeting informal tres gestores intercambiaban lamentos: “Lo de los Pases solo baja la tasa”. “Cada vez nos pagan menos por las cuentas remuneradas, ya entre 27 y 28%”. “Incluso algo de caución al 25%”. Hay que tener en cuenta que estas cuentas remuneradas pagan los intereses en forma mensual en función del monto y los días colocados en cada banco. Son la alternativa de los plazos fijos pero con liquidez inmediata, como los Pases, pero con menor rendimiento. Desde febrero se espera no solo más remuneradas sino también más plazos fijos.

Deuda, deuda y más deuda, es de lo que se habla. Anoche comensales en una casona de Martínez comentaron, con sorpresa, que en el caso de Buenos Aires, en un sondeo entre bancos no se descartó una salida con “dollar link”. Habría margen para algo así, según bancos que lo sondearían con la gente de Finanzas de Axel (Pablo López y Agustín Álvarez -que cruzó el charco otra vez desde la bursátil Alchemy-). Sobre el 31-M que fijó el presidente Fernández como “deadline”, parece que nadie en el mercado, incluso creen que tampoco en Economía saben bien de qué se trata el 31-M, sino que recién ahí se sabrá, dicen irónicamente expertos vinculados a la renegociación. Qué se dijo en esa cena: todavía no está la propuesta. Usaron diciembre fue para sacar las leyes que les permitan proyectar cierta solvencia fiscal, o sea, salir del déficit primario que se proyectaba para este año. Las Letras en dólares re-reperfiladas a agosto fijan ese mes como hito clave (¡muy largo plazo!).

Con las Letras en pesos la idea es tratar que el mercado haga el mayor roll-over posible para acotar el impacto en la crecimiento de la base monetaria, para hacer frente a los pagos, o por lo menos no supere la expansión del año pasado. Por ahora el 2020 arrancó con una expansión del 30% similar a la de 2019. El tema roll-over de la deuda en pesos está en manos de binomio Bastourre y Tosi. La idea es usar este mes para escuchar. Se intensifican las convocatorias al Palacio de Hacienda de la mano de Sebastián Cleri mientras que Guzmán es quien comanda la reestructuración. Se supone que recién en febrero presentarán la propuesta. El gran tema es la tasa de interés más que el capital, ahí pedirían tiempo. Por eso se habla mucho de un cupón entre 3 y 4%. Todo un objetivo viendo la tasa actual. ¡Se escuchan ofertas!

Hombres del mercado recién vueltos de la Patagonia comentaron la mejora en el estado físico del expresidente Macri, que precisamente descansa en el sur. Según estos financistas, cercanos al poder, Macri participó de un partido homenaje que le hicieron sus viejos amigos de Los Cardenales, su legendario equipo de Los Abrojos. El organizador fue Sebastián Salaber y hubo asistencia casi perfecta. Todos creían que Mauricio no iba a jugar porque su cadera y rodilla lo tuvieron a maltraer y no participó en los últimos partidos de Abrojos. Pero un tratamiento con células madres parece que lo revivió y pudo jugar, claro que con su peculiar “destreza”. Dicen que La Hechicera lo hizo poner a punto. Sobre el tema deuda comentaron que hay algunos debates internos sobre si negociar primero con los privados y después con el FMI o tratar con ambos a la vez. Otro debate es si discriminar jurisdicciones o tratar igual la ley local y ley Nueva York. Los extranjeros piden que el gobierno saque un decreto para reestructurar la ley local y dejar más espacio para la externa. También se debate si contratar o no a bancos de inversión ahora o después de definir internamente la propuesta. Dicen que Nielsen quería hacerlo de entrada pero Guzmán quiere trabajar más la propuesta.