Economía

"Ponchos azules", la campaña que reconoce el espíritu solidario de los argentinos

El 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Refugiado declarado por Naciones Unidas para visibilizar lo que actualmente representa la mayor crisis humanitaria del mundo; en este día se recuerda la fuerza, el valor y la perseverancia de las personas forzadas a huir de sus hogares para salvar sus vidas. Y como homenaje, Fundación ACNUR Argentina lanza la campaña “Ponchos Azules”, en reconocimiento del espíritu solidario de los argentinos y para la cual Benito Fernández​ donó el diseño del poncho.

Tras conocer el trabajo que realiza ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en todo el mundo, el reconocido diseñador quiso sumarse a la iniciativa creando un diseño único inspirado en la esencia de los argentinos: “Somos gauchos, siempre que podemos hacemos una gauchada”. Bajo esta idea, Benito Fernández recreó una de las prendas más tradicionales del país: el Poncho Azul, a la cual le agregó su impronta característica, cargada de colores y de sentidos.

Como elemento, el poncho es además un símbolo legendario que transmite y proyecta el sentimiento de orgullo nacional, por lo que significa en la historia argentina y por la fuerza que da portarlo y usarlo, porque une y abriga.

“Ponchos Azules representa nuestro agradecimiento y reconocimiento a la solidaridad de los argentinos con los refugiados”, comentó Facundo Funes, Director de Comunicaciones de Fundación ACNUR Argentina. "Queremos convocar a toda la sociedad a sumarse y ser un ´Poncho Azul´. Es gracias al aporte de cada uno que ACNUR puede asistir y llevar ayuda directa a miles de familias que, forzadas a escapar, lo han perdido todo”, agregó Funes.

El diseño del poncho fue donado por Fernández y respetó los colores tradicionales de ACNUR: el azul y el blanco, sumando además el gris, y sólo se realizó una edición limitada que será utilizada por figuras nacionales para generar conciencia sobre las dificultades que enfrentan las más de 70,8 millones de personas en el mundo, de las cuales más de la mitad son niños, que fueron obligadas a huir de sus hogares debido a la persecución, la guerra o la violencia generalizada, entre otros motivos.

Gustavo Fernández, top mundial de tenis adaptado, se sumó a la movida de los Ponchos azules.

Gustavo Fernández, top mundial de tenis adaptado, se sumó a la movida de los Ponchos azules.

Hasta el momento, las personalidades locales que acompañan esta iniciativa incluyen a la top model Valeria Mazza, figuras del espectáculo como Marley, Andrea Frigerio y Osvaldo Laport, la empresaria de la moda Guillermina Valdes, la nadadora argentina Daniela Gimenez y el campeón de tenis adaptado Gustavo Fernández​, entre otros.

“Después de conocer el trabajo de ACNUR Argentina y de que me contaran la idea de la campaña, me quise sumar sin dudarlo. Los ponchos son un elemento con el que trabajo hace mucho tiempo y en esta oportunidad, con mi hija Marina, lo primero que pensamos fue en crear una prenda que ´abrigue´ la causa”, reflexiona Benito Fernández.

El diseño

Como si fuera un abrazo contenedor, el poncho tiene un encaje de guipur que recorre la espalda y el frente en un colorido textil que representa los telares del mundo, atravesando todas las culturas y todas las colectividades, en clara alusión a la misión humanitaria de ACNUR de brindar asistencia y protección a las personas refugiadas y desplazadas de todo el mundo.

“Es una prenda con muchísimo movimiento; quise lograr algo más terrenal, más asociado a las sensaciones y no tanto a lo visual. Y hoy más que nunca, en un momento en el que este “no podés tocar nada” nos va a pegar fuerte, es un poncho que invita a tocar y a sentirse querido y abrazado”, concluye el diseñador.