Economía

Por la cuarentena, la medición del empleo y de la pobreza se está haciendo por teléfono

Por la cuarentena, la medición del empleo y de la pobreza se está haciendo por teléfono

Por la cuarentena, el INDEC está realizando por teléfono la medición de la Encuesta Permanente de Hogares ( EPH) de la que surgen datos claves como pobreza, indigencia, empleo, desempleo, distribución del ingreso y tantos otras estadísticas económicas y sociales. La medición actual corresponde al segundo trimestre de este año.

Este criterio no se está aplicando en las Provincias o ciudades donde se flexibilizó o se flexibilice la cuarentena y sea posible que los encuestadores del Instituto puedan realizar personalmente la Encuesta directamente en la vivienda, como se realiza en tiempos normales.

El titular del INDEC, Marco Lavagna explicó que en vez de ir personalmente a los hogares, un encuestador del INDEC está llamando por teléfono a las viviendas seleccionadas y hará el mismo relevamiento habitual. “si recibís un llamado de un encuestador del INDEC te pido que le dediques unos minutos de tu tiempo. La información que nos des es confidencial. Acordate: las estadísticas también las hacés vos”, dice un mensaje que se está difundiendo para que se sepa cómo se hará la medición y solicitar la colaboración de los familias.

En total, la muestra de la medición de la EPH abarca unas 27.000 viviendas de los 31 aglomerados donde se realiza la Encuesta. Esa muestra rota en una cuarta parte en cada medición trimestral. Esto significa que los registros de unas 20.000 viviendas se mantienen de la medición anterior – de la que se disponen en una alta proporción los teléfonos fijos o celulares --y se agregan otros 7.000 nuevos hogares. Así, todas las viviendas participan de 4 mediciones trimestrales renovándose cada trimestre en una cuarta parte.

Estos “nuevos” hogares están recibiendo una carta anticipándoles que van ser llamados telefónicamente por un encuestador del INDEC para realizar por esa vía la Encuesta. La carta contendrá los números telefónicos del Instituto para que los integrantes de esos hogares, en caso de dudas, puedan corroborar que es auténtica y que corresponde efectivamente al INDEC.

En el Instituto reconocen que la medición personal es más efectiva que la telefónica pero la cuarentena obliga a utilizar métodos alternativos que también aplican los Institutos de Estadísticas del resto del mundo, admiten en el INDEC. De todas maneras explican que la práctica que tienen los encuestadores y la supervisión que se hacen de los resultados garantiza la robustez y fidelidad de las mediciones. “Cuanto mayor sea la respuesta positiva de las familias, más representativa serán los resultados de la situación real de los hogares”.

En el caso de otras mediciones, como el Índice de Precios al Consumidor ( IPC) también ante imposibilidad de los encuestadores de relevar los precios en los locales y negocios de venta al público, el INDEC recurre a "vías no presenciales" para obtener los precios vigentes: básicamente consultas telefónicas, correo electrónico y la movilidad on line con los fabricantes y comerciantes que habitualmente utilizan esos medios para informar sus precios y cuyos valores no dependen del día del relevamiento.