Economía

Uno de los hijos de Lázaro Báez le pidió al padre "que diga la verdad"

Uno de los hijos de Lázaro Báez le pidió al padre

El hijo de Lázaro Báez, imputado en la causa que investiga la Ruta del dinero K, Leandro Báez, pidió que su papá "diga la verdad" y afirmó tener grandes diferencias con él.

Báez habló luego de que el fiscal Abel Córdoba, le pidiera cinco años de prisión por formar parte de una "compleja estructura delictiva".

Sin embargo el hijo del contratista K, afirmó que no tenía idea sobre los negocios y los manejos de Lázaro y dijo, por ejemplo, que cuando se creó Austral Construcciones, tenía 12 años: "Los negocios los manejaba él", contó en una entrevista con el canal América.

Ante esto declaró que está distanciado de su padre -de hecho tienen distintos abogados- y pidió que Lázaro diga lo que sabe en realidad: "Todavía hay una oportunidad de que Lázaro sea sincero, que diga la verdad. Yo no la´se, si supiera la hubiera declarado", aseguró.

Y agregó: "Yo confié en mi papá; hoy tengo diferencias en la manera de pensar; yo confiaba en que la declaración de Lázaro iba a clarificar todo, y me encontré con que dijo otras cosas, que no me interesan".

En ese momento interrumpió su abogado, Alejandro Baldini, que estaba a su lado y aseguró que su defendido es inocente: "Leandro no es titular de la cuenta, no tiene acceso a esos fondos. Nunca participó de nada, no tiene participación criminal", explicó.

Y fue también el letrado quien le dedicó unas palabras a Lázaro: "Debe sincerarse, decir lo que sabe. Uno no puede ser fiel a un muerto (por Néstor Kirchner), tiene que ser fiel al hijo, que es quien está vivo".

En la Ruta del Dinero K se juzga el blanqueo de 60 millones de dólares realizado en tres etapas, cuyos responsables son acusados de "integrar una banda dedicada a lavar dinero entre 2010 y 2013 agravado por la habitualidad". Se tuvo también, en cuenta el "atesoramiento de fondos en Suiza", además de la exteriorización de dinero y su reingreso al país.

En el marco de esa estructura, el fiscal también pidió condenas para los cuatro hijos de Báez. A Martín Báez, quien se encuentra detenido en el Penal de Ezeiza, se le requirió una condena de nueve años, mientras que para Leandro Báez solicitó cinco años de prisión.

Para las hijas del empresario K, Luciana y Melina Báez, el requerimiento del fiscal fue de cuatro años y medio de condena.

La Fiscalía sostuvo que la piedra angular de todas las operaciones investigadas fue Austral Construcciones y consideró que el empresario K "fue el creador, el artífice del entramado que desde Austral se ramificó a otras firmas usadas para las maniobras de lavado".