Economía

Wall Street ve con escepticismo los anuncios y espera señales de Fernández

Wall Street ve con escepticismo los anuncios y espera señales de Fernández

Wall Street recibió con escepticismo las medidas anunciadas este miércoles por el presidente Mauricio Macri. Según expertos sobre Argentina consultados por Clarín, el Gobierno busca frenar “el pánico social” pero tiene “las manos atadas” y señalan que el impacto de las medidas en la volatilidad de los mercados será reducido o nulo porque esperan señales de Alberto Fernández.

Consultado por Clarín, Hans Humes, socio fundador y CEO de Greylock Capitals, dijo que “Macri claramente está tratando de usar las herramientas que tiene a su disposición para limitar el grado de pánico social asociado con la fuerte devaluación del peso. Sin embargo, en cierta medida sus manos están atadas, tanto por el objetivo de equilibrio primario acordado como parte del programa del FMI, como por el hecho de que la mayoría de estas medidas crean un ciclo de retroalimentación negativa relacionado con las variables económicas claves del país, ya sea en términos de inflación, mayor depreciación del peso y / o agotamiento de las reservas de divisas”.

Para Daniel Kerner, director para América Latina de Eurasia Group, “Macri está claramente intentando cambiar la dinámica electoral. Vio que las clases medias le dieron la espalda, por la economía y, como en el 2017, está intentando dar algo de alivio. Intenta también, creo, mostrarle a su partido y a los votantes que sigue dispuesto a dar pelea. Dado el deterioro económico que se viene, dudo que tengan impacto”, según dijo a Clarín.

Kerner afirma que el impacto de estas medidas en Wall Street será “nulo”. Y explica que “primero, los inversores están procesando la sorpresa del escenario más negativo, para ellos, que no esperaban por lo que mostraban las encuestas. Y ahora la atención está en si esto se puede revertir, que se ve poco probable y estimable dada la credibilidad de las encuestas, y en qué va a hacer Fernández. El mercado todavía tiene una visión muy negativa de lo que puede pasar en su presidencia, creo que lo único que puede cambiar la percepción van a ser las señales que él de. Pero el problema es que lo que pasaron fueron primarias, no elecciones, y falta mucho para la transición, y nadie tiene incentivos para dar señales muy concretas”.

Gabriel Torres, analista de Argentina en Moody´s, no quiso explayarse sobre el anuncio del Gobierno, pero dijo a Clarín que “vemos estas medidas como medidas temporarias. Por lo tanto, por sí solas no vemos mucho impacto crediticio. En términos de medidas económicas la duda principal es qué hará la próxima administración, sea la que sea.”

Humes agregó que “los mercados hasta ahora han tomado la postura de que ´cualquier noticia es una mala noticia´”. Respecto de si las medidas anunciadas sirven para garantizar la gobernabilidad, señala que “en este punto, los participantes en el mercado de bonos están mirando más allá de lo que queda del mandato de Macri y anticipan lo peor de una administración de Fernández-Fernández, es decir, un incumplimiento desordenado de la deuda externa de Argentina”.

Además, cree que el Fondo Monetario Internacional debería actuar en este momento: “el FMI tendrá que hablar y expresar su apoyo a las medidas que Macri ha anunciado, incluso si esas medidas violan los límites del programa actual (la administración de Macri ha dicho que no lo harán). De lo contrario, el mercado considerará estas medidas como "muy poco o que se tomaron demasiado tarde"”.

Cree que el espacio de maniobra que le queda a Mauricio Macri es “limitado”. Sin embargo, advirtió que “mientras Alberto Fernández no ceda ante los peores instintos del kirchnerismo como reimponer los controles de capital y adoptar una postura beligerante hacia los inversores internacionales, Argentina podrá recuperar cierto grado de estabilidad económica en 2020.” Preguntado sobre si el anuncio de las medidas puede servir para garantizar la gobernabilidad, Kerner señaló que cree que “es tarde”. “Ahora lo único que podría servir sería dar señales de cómo sería una transición ordenada, y que va a hacer el próximo gobierno. Pero el problema, claro, es que faltan más de dos meses para las elecciones, y Macri no puede tirar la toalla”.

¿Qué deberían hacer Macri y Alberto Fernández? Para Kerner, “idealmente, dar señales de continuidad de algunos planes y programas, y detalles de lo que viene. Pero lo veo casi imposible. Fernández tiene que ganar elecciones, Macri seguir en pelea. Los próximos meses se ven muy difíciles”.