Mundo

5g: un mundo a puro control, mañana nomás

5g: un mundo a puro control, mañana nomás

Como si fuera un chiste, la charla sobre megatecnología empieza con un problemita, una fallita. Es el World Knowledge Forum (el Foro Mundial del Conocimiento), en Seúl, Corea del Sur, y al tipo que va a hablar lo llaman "Mister 5G". Chang-Gyu Hwang es la cabeza de KT Corporation, una empresa de telecomunicaciones coreana, es decir, de las más avanzadas del mundo y de las primeras en dar el servicio 5G, que en este país arrancó en abril.

Pero así fue: Mister 5G iba a explicar lo suyo con un sencillo video y ah, nada: "tenemos un problema técnico", tuvo que decir y nadie se rió: venía a hablar de un cambio tecnológico que considera que puede nada menos que "contribuir a la prosperidad del mundo". Así lo dijo. Todo de la mano del 5G.

¿De qué habla? Internet de las cosas, claro, asuntos como que la heladera sola haga el pedido al supermercado cuando detecta que en esa levantada nocturna nos bajamos todo el dulce de leche. Inteligencia artificial. Llamados con hologramas.

Calmado, pausado, Hwang mostrará el mundo que imagina para mañana nomás. En el que quien recibe el pedido en el súper es un robot, que lo carga en un camión que no precisa conductor. Y también en el que un coche percibe que ha sido parte de un accidente y es capaz de llamar a la ambulancia. U otro robot, cargado con cientos de miles -por qué no millones-de historias clínicas revisa a una persona, reconoce de manera más que temprana los síntomas de una infección, evita una epidemia. Se trataría de usar datos personales para propósitos públicos, dice, y avisa: falta una guía global para el uso apropiado de datos. Algo que a esta altura parece un detalle: no hay actividad ni lugar que no esté monitoreado, mapeado, escaneado, medido, controlado.

Mister 5G y los que hablen después de él mostrarán un optimismo férreo. "La prosperidad de la humanidad", repetirán, mientras describen cómo un solo conductor dirige diez camiones y ningún humano más tiene que dejar sus pulmones una mina para sacar minerales.

Avisan, además, que "la producción masiva es historia" porque -aunque al video haya habido que darle unos golpecitos para que arrancara- "ahora se personaliza todo y eso se puede hacer barato con automatización".

Aplausos en el foro. A algunos, humanos, nos corre un frío en la espalda.