Mundo

Desde prisión, Lula le pide a la central sindical de Brasil intensificar la lucha contra el "proyecto destructivo" de Bolsonaro

Desde prisión, Lula le pide a la central sindical de Brasil intensificar la lucha contra el

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción desde 2018, instó este martes a la Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor central sindical del país y de la que fue uno de los fundadores, que intensifique su lucha contra el Gobierno de Jair Bolsonaro.

"Hoy, más que nunca, es necesario intensificar la lucha para frenar el proyecto destructivo del Gobierno de extrema derecha, que amenaza con provocar un retroceso histórico sin precedentes", afirmó Lula en una carta que escribió desde la celda en la ciudad de Curitiba en la que está recluido desde abril del año pasado.

La misiva fue leída este martes durante una de las audiencias plenarias del 13 Congreso Nacional de la CUT, que la central sindical inició el lunes en la ciudad de Praia Grande para discutir la coyuntura internacional y elegir sus nuevos dirigentes.

Lula, que fue uno de los fundadores no solo de la CUT sino también del Partido de los Trabajadores (PT), formación que gobernó Brasil por 13 años y actualmente lidera la oposición a Bolsonaro, recordó que la central sindical participó en todos los movimientos en defensa de la democracia en los últimos años en Brasil.

"Fue en la lucha social y política que derrotamos la dictadura militar (1964-1985) y es en la lucha democrática y transformadora que vamos a derrotar al Gobierno Bolsonaro y la tragedia nacional que está provocando", dijo el histórico líder sindical y socialista.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. /REUTERS/Adriano Machado/

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. /REUTERS/Adriano Machado/

De acuerdo con Lula, el papel de la CUT aún es insustituible en Brasil en la defensa de la soberanía nacional y en el combate a la política externa de Bolsonaro sumisa y que se alió unilateralmente a la "política imperial y guerrerista" de Estados Unidos.

Dijo igualmente que la movilización de la mayor central sindical del país también es importante para luchar contra la "absurda privatización de nuestras mayores y más estratégicas empresas públicas".

La política económica de Bolsonaro tiene como una de sus bases la reducción del tamaño del Estado y la privatización o concesión de numerosas obras y empresas públicas.

El papel de la CUT también es relevante "en la lucha contra el desmonte criminal de políticas sociales indispensables para la existencia digna de decenas de millones de brasileños y en la lucha contra la explotación predadora de la Amazonía y la destrucción del sistema de protección ambiental que construimos", dijo.

Agregó que la movilización de la CUT también es importante para combatir males que volvieron a amenazar el país como el desempleo, la miseria y el hambre.

"Y es claro que la CUT tiene que seguir liderando la lucha contra los intentos de Bolsonaro de debilitar y destruir las organizaciones sindicales y la legislación laboral", afirmó.

Por todo eso, agregó, el 13 Congreso Nacional de la CUT es muy importante no solo para la central sindical y la clase trabajadora sino también para el país como un todo.

"Estoy seguro de que ustedes tomarán las decisiones necesarias para actualizar y fortalecer la organización de la Central y para trazar un plan de luchas a la altura de los graves desafíos nacionales", dijo.

"Estoy seguro de que la CUT también seguirá prestando su solidaridad activa a las luchas de los trabajadores de Suramérica, de Latinoamérica y de todo el mundo, y ayudando a consolidar un sindicalismo internacional democrático y combativo, capaz de enfrentar con éxito la ofensiva del capital para desregular y dejar precario el mundo del trabajo", agregó.

El exmandatario afirmó en su carta que le gustaría estar en la cita de la CUT como siempre lo hizo pero que considera que está presente al menos política y moralmente.

Lula cumple una condena de 8 años y 10 meses por corrupción y blanqueo de capitales -ratificada en tercera instancia- y también fue condenado a 12 años y 11 meses en un proceso muy similar pero que hasta ahora solo ha pasado por primera instancia.

El expresidente tiene otros procesos abiertos en la justicia por igualmente asuntos relacionados con la corrupción, pero se ha declarado inocente en todos y se dice víctima de una "persecución judicial" que busca evitar su regreso al poder.

Fuente: EFE