Mundo

Detuvieron a los otros tres policías involucrados en la muerte de George Floyd

Detuvieron a los otros tres policías involucrados en la muerte de George Floyd

A nueve días del crimen racista de George Floyd en Minneapolis, los cuatros policías que participaron del operativo ya se encuentran detenidos. Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng fueron arrestados este miércoles por la noche, por lo que se sumaron a la detención de Derek Chauvin, concretada el 29 de mayo. Los cuatro habían sido echados de la fuerza tras el crimen.

Thao (34 años) y Kueng (26) ingresaron este miércoles, cerca de las 17 (hora local), a la prisión del condado de Hennepin, según consta en los registros públicos de esa entidad. Además, la cadena CNN informó que Lane (37 años) se había entregado a las fuerzas a las 14.39 (hora local).

Medios locales difundieron fotografías de los tres expolicías bajo custodia policial, vestidos con un uniforme naranja y una camiseta oscura debajo.

Horas antes, el fiscal general del estado de Minnesota había presentado cargos contra ellos por ayudar e instigar el asesinato en segundo grado de Floyd.

El fiscal Keith Ellison también agravó la imputación de Chauvin, el oficial que presionó con su rodilla el cuello del afrodescendiente durante ocho minutos.

Ahora el cargo es por asesinato en segundo grado, tras haber sido imputado el 29 de mayo de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente.

Según la legislación del estado de Minnesota, el asesinato en tercer grado es aquel que causa la muerte de la persona de manera no intencionada a través de un acto eminentemente peligroso y puede acarrear una pena de cárcel de no más de 25 años.

El asesinato en segundo grado es el que ocasiona el fallecimiento de alguien sin intención mientras se inflige o se intenta infligir un daños y puede ser penado con no más de 40 años de prisión.

Al hablar ante los medios, el fiscal aseguró que están investigando "lo más rápido posible", pero admitió que un enjuiciamiento exitoso no podrá "enmendar el daño y la pérdida" causada.

Las dos autopsias realizadas a Floyd (la oficial y la independiente) han arrojado la misma conclusión: que su muerte fue un homicidio.

Difieren, sin embargo, en el motivo que ocasionó el homicidio. La autopsia ordenada por la familia apunta a una muerte por "asfixia", mientras que la del forense del condado habla de un "paro cardiorrespiratorio" ocurrido mientras lo inmovilizaban.

Con información de EFE