Mundo

EE.UU. y el Reino Unido se oponen a que las vacunas para el coronavirus tengan patente libre

EE.UU. y el Reino Unido se oponen a que las vacunas para el coronavirus tengan patente libre

Mientras la carrera mundial por obtener una vacuna contra el coronavirus prosigue a toda velocidad en laboratorios de Europa, Asia y América, una controversia sobre la patente y la distribución de estas drogas empieza a levantarse en el horizonte.

Está previsto que este lunes, ministros y funcionarios de todos los países que forman parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúnan vía videoconferencia para su reunión anual que estará dominada por un tema central: cómo evitar que los países ricos monopolicen las vacunas y los tratamientos contra el COVID-19.

Entre los apuntados por estas prácticas, hay dos países que sobresalen: Estados Unidos y el Reino Unido.

En este encuentro virtual de la OMS, la única moción a tratar es una propuesta de la Unión Europea (UE) para que se cree un pool de patentes voluntarias para vacunas.

Esto significaría que las farmaceúticas y las productoras de vacunas se verían presionadas para dejar de lado el monopolio que tienen sobre sus creaciones (lo que les permite cobrar altos precios por sus productos), de manera tal de permitir que países con menos recursos puedan comprar o producir sus propias versiones de estas vacunas.

El coro de naciones que apoyan esta iniciativa es muy visible. A principios de mes, Italia, Noruega, Francia y Alemania hicieron un llamado, junto a la Comisión y al Consejo Europeo, para que todas las vacunas, herramientas y terapias que puedan ser útiles para contener y tratar el coronavirus se compartan de forma equitativa y justa.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

"Desarrollar una vacuna producida por el mundo entero, y para el mundo entero, sería un bien público global único del siglo XXI", dijeron en un comunicado que reprodujo el diario británico The Guardian.

Hay, sin embargo, disputas dentro de la OMS en torno al tono y a las palabras que se usarán para escribir esta resolución. Los países que cuentan con farmaceúticas importantes reclaman que las patentes son vitales para que estas empresas puedan recuperar los recursos invertidos en investigación y desarrollo.

Hay también una fuerte resistencia de países como Estados Unidos a que el documento que lanzará la OMS aliente el uso de medidas mediante las cuales los países podrían remover las patentes que tienen las farmacéuticas en bien de la salud pública.

Este tipo de medidas, que fueron habilitadas por la Organización Mundial del Comercio mediante el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (TRIPS, por sus siglas en inglés), se lograron hace 20 años debido a las disputas sobre las drogas para tratar el sida.

Según los responsables de plantear la declaración ante la OMS, todo apunta a que algún tipo resolución va a salir, pero sin la suficiente contundencia como para lograr algo.

"En general, diría que es una decepción. Había un texto mejor que fue rechazado", afirmó Jamie Love, director de la ONG Knowledge Ecology International, en declaraciones a The Guardian. "Estados Unidos, Suiza y el Reino Unidos presionaron a la OMS para que no apoyara de forma enfática una patente libre para drogas y vacunas".

Laboratorios de todo el mundo están trabajando para tratar de lograr una vacuna contra el coronavirus. / EFE

Laboratorios de todo el mundo están trabajando para tratar de lograr una vacuna contra el coronavirus. / EFE

"En una crisis global como esta, que ha tenido un impacto masivo sobre todos, uno esperaría que OMS tuviera la suficiente determinación para decirle que no a los monopolios. Que un país use su influencia económica para comprar acceso preferencial a drogas o vacunas es una cosa, pero que le impida a otros fabricar y expandir la oferta global de estos medicamentos es otra", completó.

La Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA, por sus siglas en inglés), por su parte, buscó plantear su versión, y afirmó que las farmacéuticas ya comparten su know-how con los países menos desarrollados.

"No hemos tomado parte de estas discusiones, y tenemos poca información respecto a cómo esto sería diferente de las instituciones y organismos que ya velan por qué se comparta conocimiento y know-how", declararon en un comunicado.

"Las patentes voluntarias ya existen, y hay muchas farmacéuticas participan de ellas", completaron.