Mundo

"El día sin pantalones": el inusual festejo que comenzó en Nueva York y es furor en todo el mundo

Decenas de neoyorquinos participaron el domingo pasado de un inusual festejo: "El día sin pantalones", una celebración que comenzó en 2002 en esta ciudad y suma cada vez más fanáticos alrededor del mundo

¿De qué se trata? A grandes rasgos, este festejo tiene que ver con viajar sin pantalones en el metro de la ciudad, sin importar el frío que pueda hacer en sus calles. A recordar: en el hemisferio norte son meses en los que el crudo invierno marca su huella.

No obstante, durante dos días consecutivos, luego de haber enfrentado temperaturas gélidas propias de la época, el termómetro en Nueva York alcanzó este fin de semana los 19 grados centígrados, oportunidad que han aprovechado muchos para salir a las calles con ropa veraniega.

"El día sin pantalones" se inició en 2002 en Nueva York. (Foto: Reuters)

"El día sin pantalones" se inició en 2002 en Nueva York. (Foto: Reuters)

Las temperaturas, entonces, fueron propicias para la edición 19 del tradicional "Día sin pantalones en el metro" que se realiza en varias importantes ciudades del mundo.

La consigna es viajar sin pantalones en el metro de la ciudad. (Foto: EFE)

La consigna es viajar sin pantalones en el metro de la ciudad. (Foto: EFE)

Este evento se celebró por primera vez en 2002 en Nueva York y se ha extendido paulatinamente a otras ciudades, como Washington, Chicago, San Francisco o Los Angeles, en Estados Unidos, así como a Londres, Praga, Berlín, Varsovia, Tokio, Toronto, Milán, Copenhage o Ciudad de México.

Un hombre sin pantalones espera el metro en República Checa. (Foto: EFE)

Un hombre sin pantalones espera el metro en República Checa. (Foto: EFE)

Por lo pronto, en NY, participantes de todas las edades se congregaron en un solo punto este año, la Plaza Foley Square de Manhattan, en la zona de las cortes y a pocos pasos de la alcaldía, para enfrentar el reto de quitarse sus pantalones en un día invernal, y lo hicieron con el mismo ánimo festivo y camaradería que lo han hecho en días muy fríos, ante la mirada sorpresiva de muchos, indiscreta de otros o la de "aquí no pasa nada" típica de esta ciudad.

"Está tibio allá fuera, así que no será difícil. Si estás en Nueva York, participa y diviértete", señaló Daniel, uno de los participantes, a través de un tuit.

La postal que se repite: gente sin pantalones en los metros de las ciudades. (Foto: EFE)

La postal que se repite: gente sin pantalones en los metros de las ciudades. (Foto: EFE)

Tras escuchar las instrucciones de los organizadores del "No Pants Subway Ride" (tal es su nombre en inglés) y dividirse en grupos, los entusiastas neoyorquinos fueron tomando diferentes rutas del metro.

Berlín, Alemania, es otra de las ciudades que adoptó "El día sin pantalones". (Foto: EFE)

Berlín, Alemania, es otra de las ciudades que adoptó "El día sin pantalones". (Foto: EFE)

Poco después, comenzaron a quitarse sus zapatos y medias para despojarse de sus pantalones o faldas, mientras se mantenían serios, en un día en que no necesitaron guantes, bufandas ni mucho menos abrigos.

No importa el frío: la consigna es no usar pantalones. (Foto: EFE)

No importa el frío: la consigna es no usar pantalones. (Foto: EFE)

Luego, los participantes, algunos de los cuales fueron vestidos de conocidos personajes, cambiaron de metro para mostrarse a otro público en las plataformas.

Un festejo que despierta elogios y críticas

Lo cierto es que no todos simpatizan con el evento, que cada año, desde el 2002, organiza la plataforma de comediantes Improv Everywhere, que indicaron que el propósito de este día no es ofender, sino "hacer reír" y divertirse.

"El día sin pantalones" tiene muchos fanáticos alrededor del mundo. (Foto: EFE)

"El día sin pantalones" tiene muchos fanáticos alrededor del mundo. (Foto: EFE)

"Jesucristo, no lo puedo creer. Estamos en el 2020 y todavía se realiza el día de viajar sin pantalones en el metro", decía otro tuit.

El destino final del viaje, como cada año, es la popular estación de Union Square, que se inunda con la alegría de estos neoyorquinos, que terminaron su día en un bar cercano.

Con información de EFE