Mundo

El gobierno de Hong Kong dio marcha atrás con la reforma de la ley de extradición

El gobierno de Hong Kong dio marcha atrás con la reforma de la ley de extradición

Las autoridades de Hong Kong retiraron formalmente el miércoles la impopular propuesta de extradición que desencadenó meses de protestas en la ciudad, que desencadenaron en una campaña prodemocrática más amplia.

"Anuncio ahora formalmente la retirada de la propuesta de ley", indicó el secretario de Seguridad, John Lee, ante la legislatura de la ciudad. Los parlamentarios prodemocracia intentaron hacerle preguntas, pero se negó a responderlas y el presidente de la cámara dijo que las normas no permitían un debate.

Esta medida quedó en un segundo plano por el dramatismo en torno a la liberación del sospechoso de asesinato en torno al que giraba la controversia sobre las extradiciones.

Chan Tong-kai, que completó una condena separada por lavado de dinero, dijo a la prensa tras su liberación que deseaba entregarse a las autoridades en Taiwán, donde se le acusa de asesinar a su novia embarazada, Poon Hiu-wing.

Taiwán anunció el martes que estaba dispuesta a enviar una delegación que llevara a Chan de vuelta a la isla para su juicio. Sin embargo, Hong Kong rechazó la oferta e indicó que debería permitirse que el sospechoso volara sin acompañantes a Taiwán para entregarse.

La controversia deriva de la renuencia de Hong Kong a reconocer la legitimidad de las instituciones en Taiwán, que las autoridades comunistas de Beijing consideran una provincia rebelde.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, ha citado varias veces el caso de Chan para justificar las propuestas de enmiendas a la legislación sobre extradiciones, señalando que no se le podía enviar a Taiwán porque no había un acuerdo de extradición.

Pero la propuesta generó un temor generalizado de que los residentes en Hong Kong estuvieran en riesgo de ser enviados al sistema judicial de la China continental, controlado por el gobernante Partido Comunista, y Lam se vio obligada a descartar el proyecto de ley ante la férrea oposición.

Las protestas comenzaron en junio y han ido creciendo hasta incluir exigencias de sufragio universal y una investigación sobre supuestos abusos policiales, incluidos incidentes recientes como rociar agua teñida de azul con un cañón a presión contra una mezquita y varios peatones.

En medio del caos político y la violencia callejera, el futuro de Lam como persona designada por Beijing para liderar Hong Kong se ha visto cuestionado en varias ocasiones.

Beijing podría estar preparándose para reemplazar a Lam con un jefe ejecutivo interino a partir de marzo, según el diario Financial Times, pero está demorando la decisión para que no se interprete como una concesión ante las demandas de la oposición.

Fuente: AP