Mundo

El pangolín es inocente: descartan que haya sido el animal que transmitió el coronavirus a los humanos

El pangolín es inocente: descartan que haya sido el animal que transmitió el coronavirus a los humanos

Mientras el mundo busca cómo combatir el coronavirus, un extraño mamífero había quedado en el ojo de la tormenta. se trata de el pangolín, al que un grupo de científicos había señalado como el eslabón entre los murciélagos y los humanos para desarrollar el contagio del virus. Sin embargo, en las últimas horas, este particular animalito fue "absuelto".

El mismo equipo científico que el último 7 de febrero había anunciado que el coronavirus había pasado de murciélagos a personas a través de un pangolín se retractó.

Tras descartar al pangolín, los investigadores siguen buscando respuestas (AFP).

Tras descartar al pangolín, los investigadores siguen buscando respuestas (AFP).

Su conclusión inicial de que el coronavirus hallado en un pangolín tenía un genoma igual en un 99% al del coronavirus que causa la enfermedad Covid-19 resultó ser errónea. Un nuevo análisis de sus datos reveló que la equivalencia entre los genomas se sitúa en torno al 90%, insuficiente para afirmar que un pangolín fuera el origen de la epidemia.

La primera conclusión se anunció en una nota de prensa difundida por la Universidad Agrícola del Sur de China, en la que advirtió entonces que “los resultados no son definitivos”. Y la publicación del análisis genético en el servidor bioRxiv el 20 de febrero reveló que la conclusión había sido precipitada.

La equivalencia del 99% se refería únicamente a una pequeña parte del genoma del coronavirus. Concretamente, a la de una proteína que el virus utiliza para entrar en las células a las que infecta. Pero si se tiene en cuenta la secuencia completa del genoma, la equivalencia se reduce al 90,3%.

El error se debe a “un embarazoso error de comunicación entre el grupo de bioinformática y el grupo de laboratorio”, declaró Xiao Linhua, coautor del estudio, en declaraciones recogidas en la web de Nature, que adelantó la noticia.

Dado que los murciélagos son reservorios naturales de coronavirus, se considera que tienen que ser el origen del virus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad Covid-19. Pero hay probablemente una especie que actuó como puente entre murciélagos y personas, tal como ocurrió con los coronavirus del SARS en 2002 y del MERS desde 2012.

En el caso del SARS, se considera que la especie puente fue una civeta de las palmeras (un mamífero carnívoro de apariencia similar a un mapache), en la que se detectó un coronavirus idéntico en un 99,8% al que infectó a las personas. En el caso del MERS, la especie puente son dromedarios.

Ahora, con el Covid-19, podría ser alguna de las muchas especies que se vendían en el mercado de Wuhan, donde empezó la epidemia. 

Fuente: La Vanguardia