Mundo

España cuestiona el legado del rey emérito Juan Carlos, sospechado de corrupción

España cuestiona el legado del rey emérito Juan Carlos, sospechado de corrupción

Los estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid quieren que la institución cambie de nombre, algunos pueblos de España planean lo mismo para sus parques o calles, y los memes que se burlan del exmonarca están circulando ampliamente después de que Juan Carlos dejara el país en medio de un escándalo de corrupción.

La Constitución, la fragmentación política y las encuestas de opinión que durante años señalaron que la población está dividida sobre el tema hacen poco probable que el último escándalo cambie pronto el sistema político español.

Pero la abrupta salida del rey emérito Juan Carlos al extranjero a un lugar no revelado -anunciada el lunes y en la que decía que quería facilitar el ejercicio de las funciones de su hijo, el rey Felipe VI,- está causando un gran revuelo en España.

Gijón, al norte del país, cambiará el nombre de su avenida Juan Carlos I porque considera que el exmonarca "ya no representa los valores institucionales, morales y democráticos de la sociedad", dijo la vocera Marina Pineda al periódico La Voz de Asturias.

En Madrid, una petición online para cambiar el nombre de la universidad había superado las 41.000 firmas el miércoles por la mañana.

"Los casos de corrupción en torno a la Familia Real no dejan de sucederse, torpedeando la imagen de una monarquía que se nos había planteado como 'campechana' y 'humilde'", decía la petición, mientras que el nombre de la universidad estaba en los temas más comentados de Twitter.

En medio de una avalancha de memes sobre la partida de Juan Carlos, un usuario de Twitter dijo que la universidad debería ser rebautizada como "La universidad del rey exiliado".

https://twitter.com/Kililongo/status/1290371378303119361
https://twitter.com/ay_menon/status/1290415370554298371
https://twitter.com/TirodeGraciah/status/1290533094781521925

Las autoridades de la localidad madrileña de Pinto aprobaron la semana pasada el cambio de nombre de su parque Juan Carlos I y la retirada de una estatua suya.

"No es concebible que el espacio más emblemático de nuestra ciudad tenga un nombre que pueda considerarse dudoso en el ámbito de lo ético o de lo moral", dijo en un comunicado la vocera del ayuntamiento, Lola Rodríguez.

Juan Carlos subió al trono en 1975 tras la muerte del dictador Francisco Franco y fue muy respetado por su papel durante la transición política de España. Pero los recientes escándalos empañaron su imagen, impulsándolo a abdicar en 2014 y ahora a abandonar el país.

En los últimos meses, los fiscales suizos y españoles comenzaron a investigar las acusaciones de sobornos relacionados con un contrato de tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

Aunque Juan Carlos no está formalmente bajo investigación, varios detalles de las pesquisas se filtraron a la prensa, aumentando la presión para que el rey Felipe VI, jefe de Estado, tomara medidas para proteger a la monarquía.

El paradero de Juan Carlos sigue siendo un misterio, ya que medios españoles dicen que está en la República Dominicana o en Portugal. Las autoridades dominicanas, sin embargo, dijeron a Reuters que la última estancia del rey en el país fue entre el 28 de febrero y el 2 de marzo y que no tenían información sobre una posible llegada.

Para aumentar la confusión, La Vanguardia informó que el exmonarca había dicho a sus amigos que su salida era temporal. "No estoy de vacaciones ni abandono España. Esto es un paréntesis", dijo en un mensaje a sus amigos, según el periódico.

Suscribite a nuestro newsletter