Mundo

Israel: el premier Benjamin Netanyahu prometió anexar una parte estratégica de Cisjordania si es reelecto

Israel: el premier Benjamin Netanyahu prometió anexar una parte estratégica de Cisjordania si es reelecto

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió este martes que anexionará una parte estratégica de Cisjordania ocupada si logra la reelección el 17 de septiembre.

"Si recibo de ustedes, ciudadanos de Israel, un claro mandato (...) hoy declaro mi intención de aplicar, con un futuro gobierno, la soberanía de Israel sobre el valle de Jordán y la parte norte del mar Muerto", declaró Netanyahu en rueda de prensa en Ramat Gan, cerca de Tel Aviv.

El valle del Jordán representa alrededor del 30% de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

En campaña para las elecciones legislativas, Netanyahu, que corteja al electorado de las colonias judías, partidarios de la anexión de Cisjordania, está actualmente codo a codo con su rival más cercano, el ex jefe del estado mayor del ejército, Benny Gantz, líder del partido de centro-derecha "Azul-Blanco".

Se espera que Estados Unidos, firme defensor de Israel desde que Donald Trump asumió el poder a inicios de 2017, presente detalles de su plan de paz para Oriente Medio después de las elecciones israelíes.

Cisjordania. AFP

Cisjordania. AFP

Ese plan será "una oportunidad histórica y única de aplicar nuestra soberanía sobre nuestras colonias en 'Judea y Samaria', y en otros lugares claves para nuestra seguridad, nuestro patrimonio y nuestro futuro", agregó Netanyahu.

A pocos días de las legislativas de abril, Netanyahu ya había prometido anexar los asentamientos judíos en "Judea y Samaria", nombre bíblico de Cisjordania ocupada.

Aunque la colonización (ocupación) por parte de Israel de Cisjordania y de Jerusalén este se ha mantenido bajo todos los gobiernos israelíes desde 1967, a pesar de violar el derecho internacional, en los últimos años se ha acelerado con el impulso de Netanyahu y su aliado en Washington.

Netanyahu hizo estas declaraciones en un discurso en hebreo interpretado como parte de su campaña, a siete días de la cita electoral, en el que se refirió al denominado Acuerdo del Siglo, de la Administración estadounidense de Trump, "como una oportunidad histórica".

Hizo referencia a su experiencia política y pidió un "claro mandato", emanado de las urnas, para aplicar la soberanía israelí a los asentamientos judíos del territorio palestino, "con la máxima cooperación de Estados Unidos".

"Por respeto al presidente Trump y por una gran fe en nuestra amistad, esperaré a la aplicación de la soberanía hasta la presentación del plan político del presidente", señaló y apeló a su liderazgo frente a su rival electoral Beni Gantz.

Sin embargo, Netanyahu subrayó que ha llevado a cabo importantes "esfuerzos diplomáticos" para poder anunciar que la zona del Valle del Jordán y el norte del mar Muerto sí podrían ser inmediatamente anexionadas como parte de las "fronteras orientales del Estado de Israel", que linda con Jordania.

Antes incluso de la comparecencia, el Consejo Regional de asentamientos del Valle del Jordán agradeció el gesto político de Netanyahu, lo que indicó que tenían conocimiento previo del anuncio.

El primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh, acusó a Netanyahu de ser "un destructor del proceso de paz" y advirtió de que "le traerá más votos a corto plazo", pero que "él e Israel serán los perdedores a largo plazo".

"No hemos tenido este tipo de oportunidad desde la Guerra de los Seis Días (1967) y es posible que no haya otra oportunidad en otros cincuenta años", declaró Netanyahu sobre el comienzo de la ocupación de Cisjordania junto a un mapa del territorio palestino.

Para la comunidad internacional, las colonias judías en territorio ocupado no tienen base legal y constituyen una violación del derecho internacional y un obstáculo para una paz justa y duradera.

PB

Fuente: AFP y EFE