Mundo

Murió Jessi Combs, la mujer más rápida del mundo, mientras buscaba batir un impresionante récord

Murió Jessi Combs, la mujer más rápida del mundo, mientras buscaba batir un impresionante récord

Jessi Combs murió haciendo lo que más le gustaba. Tenía 39 años y había dedicado su vida a la mecánica y a la velocidad. Este martes, la estadounidense intentaba batir el récord de mayor velocidad a bordo de un vehículo de cuatro ruedas cuando un accidente le provocó la muerte.

La noticia fue confirmada en Instagram por Terry Madden, un miembro del equipo de Combs, quien subió un video a la red social con imágenes de los dos.

"No sé cómo decir nada de esto, pero hay que decirlo todo. Nunca he amado o sido amado por nadie tanto como esta increíble mujer @thejessicombs ella fue verdaderamente mi unicornio y disfruté cada minuto que tuve con ella. Fue el espíritu más asombroso que he conocido o conoceré", dijo Madden.

Ver esta publicación en Instagram

So I don’t know how to say any of this but it all needs said. I have never loved or been loved by anyone as much as this amazing woman @thejessicombs she was truly my unicorn and I enjoyed every single minute that I had with her. She was the most amazing spirit that I have ever or will ever know. Unfortunately we lost her yesterday in a horrific accident, I was the first one there and trust me we did everything humanly possible to save her!! I’m not ok, but she is right here keeping my going-I made her a promise that if this didn’t go well that I would make sure and do good with it, please help me with that, you are all going to see things on news please believe non of them.. we the family have drafted a release and it will come out today with more proper info, but I was just woke up by the media tracking me down and I need everyone of her true friends to do what she would want “take a deep breath, relax” and do good things with this. Please donate to nothing, I know there will be people try, we are finishing the documentary as she wished and the world will know the truth and her foundation will use those funds to do amazing things in this world and make her legacy live on properly. In the coming days her family and I will get the proper channels put together that you can then donate to that foundation but until you hear it from me wait please-I don’t want some asshole profiting off this (all ready had one try to sell us a video)... . . Love you all and thank you all for being such amazing friends to her, she dedicated her life to helping support others dreams and I promise I will continue that.

Una publicación compartida de Terry L. Madden (@terry_madden) el

Y agregó: "Desafortunadamente la perdimos ayer en un horrible accidente, yo fui el primero en llegar y confía en que hicimos todo lo humanamente posible para salvarla!".

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

Jessi intentaba batir su propio récord de velocidad en tierra, con un vehículo a reacción de 52.000 caballos de fuerza, que ella misma, con su equipo, habían fabricado. El accidente fatal, del que no se conocen demasiados detalles, ocurrió en un lago seco ubicado en la parte sur del Condado de Harney, al sureste de la Steens Mountain, en Oregon.

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

La Oficina del Sheriff del Condado dijo que recibió una llamada al 911 poco después de las 4 p.m. reportando el accidente en el desierto. Las autoridades no quisieron dar a conocer el nombre de la víctima, pero fue el propio equipo de Combs quien se encargó de hacerlo.

Ese lago seco había sido en el pasado un lugar ideal para establecer récords de velocidad. Kitty O'Neil, en 1976, consiguió correr a 821 kph convirtiéndose en la mujer más rápido sobre un vehículo de tres ruedas.

Allí mismo, Jessi Combs batió en 2013 el récord de velocidad en tierra de mujeres en cuatro ruedas a una velocidad de 630,69 kilómetros por hora en un recorrido de 13 millas. Luego, en 2016, Combs rompió la marca de 707 kmh y fue apodada la mujer más rápida sobre cuatro ruedas.

El año pasado, después de que el fundador de North American Eagle, Ed Shadle, murió de cáncer, Combs alcanzó los 777 kmh en Alvord, pero se rompió un mecanismo de bloqueo de la puerta y la prueba no pudo ser completada.

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

Jessi Combs y su pasión por la velocidad. (Instagram)

Combs era mucho más que una persona muy rápida. También era una hábil constructora y fabricante, representando a la Sociedad Americana de Soldadura, e incluso diseñando una línea de engranajes de soldadura para mujeres. Además, salía frecuentemente en televisión, apareciendo en programas como Overhaulin, All Girls Garage, e incluso sirvió como presentadora de Mythbusters.