Mundo

Paraíso y pobreza, así es Madagascar

Paraíso y pobreza, así es Madagascar

Contrastes abrumadores. Playas paradisíacas y pobreza endémica. Así es Madagascar, uno de los 20 países más pobres del mundo, sobre las aguas del Indico, que el Papa Franciso visita desde este viernes.

Francisco arribó cerca de las 10.30 hora de la Argentina al Aeropuerto Internacional Ivato, a unos 16 kilómetros del centro de la capital, donde fue recibido con los más altos honores por las autoridades malgaches.

La pobreza será un tema central de la agenda papal en Madagascar.

Inestabilidad política y pobreza endémica

El Papa Francisco junto al presidente de Madagascar Andry Rajoelina. / AFP

El Papa Francisco junto al presidente de Madagascar Andry Rajoelina. / AFP

Alrededor del 78% de la población de Madagascar sufre pobreza extrema, que se define por el hecho de tener que vivir con menos de US$1,90 por día.

Según la mayoría de los estudios sobre el tema, la principal causa del retraso del país se debe a la inestabilidad política. Desde que obtuvo su independencia en 1960, los golpes militares y la violencia han sido una parte constante de la vida cotidiana.

Madagascar



Fuente: Clarín Infografía: Clarín

Esa inestabilidad ha influido en la pobre performance económica de muchas maneras. Además de la corrupción que ha vaciado las arcas del Estado, la violencia ha desalentado a inversores y agencias internacionales de ayuda de intervenir.

La baja población y la lejanía del país también han contribuido a su atraso y falta de desarrollo.

Pobreza, sol y playas en Madagascar. / AFP

Pobreza, sol y playas en Madagascar. / AFP

La gran mayoría de los habitantes se dedican a la agricultura, y los cultivos de vainilla y café son los principales. Pero las fuentes de ingreso son inestables, ya que la región está expuesta a los desastres naturales, los cuales no sólo destrozan los cultivos sino también la infraestructura requerida para trasladarlos hasta los puertos.

Un informe de 2015 estableció que sólo el 15% de la población tenía electricidad en sus hogares, y que cerca de la mitad de los niños de Madagascar sufrían de malnutrición severa.

El último período de inestabilidad política se vivió en 2009, cuando el actual presidente Andry Rajoelina, en ese momento alcalde de Antananarivo, buscó destituir al ex mandatario Marc Ravalomanana.

El actual presidente de Madagascar Andry Rajoelina fue responsable de la última gran crisis que sufrió el país, en 2009. / AFP

El actual presidente de Madagascar Andry Rajoelina fue responsable de la última gran crisis que sufrió el país, en 2009. / AFP

En medio de la presión, Ravalomanana cedió el poder a una junta militar y se exilió en Sudáfrica. Esta movida de Rajoelina fue condenada por la comunidad internacional, y como resultado Madagascar cayó en una de las peores crisis de su historia. Las agencias internacionales retiraron su financiamiento, y los inversores también huyeron.

Para salir de la situación, los principales actores políticos del país (entre ellos, Ravalomanana y Rajoelina) acordaron un gobierno de transición y establecieron elecciones para 2013. En las elecciones de 2018, Rajoelina fue electo presidente.

Madagascar es una enorme nación insular frente a la costa sureste de África. / AFP

Madagascar es una enorme nación insular frente a la costa sureste de África. / AFP

Más allá de esta realidad, Madagascar rankea como uno de los lugares con playas más bellas, siendo destino de viajeros de todo el mundo.

Hay islas privadas transformadas en hoteles, accesibles solo en barco o helicóptero.

En la costa oeste, hay otro tesoro de aguas turquesas y playas blancas donde se llega solo en 4x4. Un resort allí de tan exclusivo solo ofrece 5 bungalows.

Agenda apretada en medio del entusiasmo

Desde la primera hora de la mañana de este viernes, el trayecto que siguió Francisco en un papa-móvil de fabricación malgache desde el aeropuerto hasta la Nunciatura en el barrio de Ivandry estuvo flanqueado por una multitud que porta banderines con los colores de la bandera nacional y del Vaticano.

El Papa viajó en un papamóvil de fabricación local desde el aeropuerto hasta la ciudad. / AFP

El Papa viajó en un papamóvil de fabricación local desde el aeropuerto hasta la ciudad. / AFP

Algunos lucían también sombreros con el mensaje "Bienvenido Papa Francisco". El gobierno declaró la jornada como día festivo.

Francisco permanecerá en Madagascar hasta 8 de septiembre, un país donde los católicos representan el 36%.

La tradicional visita protocolaria del papa a las autoridades del país tendrá lugar el sábado, y después visitará el monasterio los Carmelitas Descalzas. Por la tarde, se reunirá con los obispos de Madagascar en la catedral de Andohalo.

Se espera que los puntos fuertes de su discurso ante las autoridades sean la lucha contra la crisis climática, que ya afecta sin precedentes al sudeste africano, así como la capacidad de los jóvenes para transformar la sociedad.

El domingo, Francisco oficiará una misa multitudinaria en el campamento diocesano de Soamandrakizay y visitará la llamada ciudad de la amistad de Akamasoa, nacida sobre un basurero y construida por los mismos pobres con la ayuda del padre argentino Pedro Opeka.

Ya el lunes, Francisco viajará a las islas Mauricio, donde pasará toda la jornada para regresar a última hora de la tarde a Antananarivo, de donde partirá el martes por la mañana de vuelta al Vaticano.

Fuente: EFE, AP y Clarín