Mundo

Policías de Nueva York se arrodillaron en solidaridad con las protestas por el crimen de George Floyd

Policías de Nueva York se arrodillaron en solidaridad con las protestas por el crimen de George Floyd

Agentes policiales de la ciudad de Nueva York y de Camden (Nueva Jersey), Estados Unidos, se arrodillaron o alzaron un puño al paso de las manifestaciones en contra del racismo, en un gesto de solidaridad hacia las protestas por el crimen de George Floyd y por un largo historial de violencia policial contra la comunidad afroamericana.

Tras días de violentas protestas en varias ciudades de Estados Unidos por la muerte racista de Floyd a manos de un oficial policial blanco en Minneapolis, agentes en el distrito neoyorquino de Queens y en Manhattan se arrodillaron junto a los manifestantes, con una rodilla en el suelo, este domingo a la mañana.

Al menos tres oficiales se arrodillaron en la calle en la intersección de Jamaica Avenue y 165th Street mientras los manifestantes los vitoreaban y les agradecían el gesto.

Los policías, con la cabeza gacha, se unieron para leer los nombres de hombres y mujeres afroamericanos que murieron a manos de la Policía, incluido George Floyd. Después se pudo ver a los manifestantes y a los oficiales dándose la mano y abrazándose.

Más tarde, este domingo por la noche, miles de manifestantes se reunieron en Foley Square, en el Bajo Manhattan, cantando a los agentes "NYPD, arrodíllate". Después de algunos comentarios de la multitud, al menos cuatro policías se arrodillaron y se oyeron fuertes vítores.

Aleeia Abraham, presidenta del grupo comunitario BlaQue Resources Network, que ayudó a organizar la protesta de Queens, dijo al New York Post que el momento de la unidad allí fue "muy sorprendente".

"Ninguno de nosotros había visto algo así. En ese momento, entendieron por qué estábamos tan enojados", dijo la activista, que registró en directo el episodio ocurrido en Queens.

Los policías habían sido invitados a arrodillarse por el pastor de The Excelling Church, que también ayudó a organizar la protesta.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, compartió en las redes sociales el video en el que se veía a varios agentes de Queens arrodillados y comentó: "Así es como comienza el cambio".

Por su parte, el alcalde neoyorquino Bill de Blasio comentó: "En este momento, es fácil pasar por alto al otro. Es fácil pensar que nada puede cambiar. Pero paso a paso está sucediendo el cambio. Esto es lo que sucede cuando la Policía y la comunidad respetan la humanidad del otro".

Este mismo gesto se pudo apreciar en la policía de Camdem, en Nueva Jersey, y en diferentes puntos de Nueva York, como en Times Square, también se pudo apreciar a agentes de policía negros alzar el puño izquierdo en señal de protesta y solidaridad con las manifestaciones antirracistas.

Dereck Chauvin, que apretó durante nueve minutos el cuello de Floyd, es el único policía detenido por el crimen. Los otros tres oficiales que participaron del operativo fueron echados de la fuerza.

Con información de EFE